scorecardresearch

Siro reduce al mínimo la producción en Aguilar y V.de Baños

J.B.I.-ICAL
-

La villa norteña acoge una protesta el domingo. Barcones afea las «reuniones parciales» de la Junta, Tudanca pide unidad y Carriedo apela a la Fundación Anclaje para mediar entre plantilllas y empresa

Siro reduce al mínimo la producción en Aguilar y V.de Baños - Foto: Brágimo Ical

Una vez que el pasado viernes el grupo Siro anunció el cese de la actividad productiva tras la renuncia del grupo inversor, la planta de Aguilar trabajó ayer a un 30% y la galletera de Siro en Venta de Baños realizó solo labores de limpieza y mantenimiento. Mientras tanto, los centros especiales de empleo de la localidad venteña, con una parada prevista con anterioridad, realizaron ajustes en las líneas productivas.

«Producimos a mínimos con la materia prima que teníamos almacenada en la fábrica y sin que entre otra  nueva. El resto de plantilla aprovecha para hacer limpiezas que se realizan de forma menos asidua. Luego esto se acabará y la empresa tomará decisiones duras, imagino. Esta planta, que aprobó el plan de futuro, es muy moderna y competitiva y ojalá los inversores puedan cambiar de opinión», dijo Alfredo Alonso, presidente del comité de empresa de Aguilar. Además, confirmó que, como ya ocurrió el domingo en Venta Baños, el 12 de junio se hará una protesta en la plaza de España de la villa norteña a las 12,30 horas, convocada por CCOO, UGT y USO. «Desde el comité de empresa pedimos la ayuda de Aguilar y su comarca para luchar por el futuro de la factoría. Exigimos una solución para una plantilla que ha apostado por el futuro. Rendirnos no es una opción», añadió Alfredo Alonso.

Por su parte, la presidenta del comité de empresa de la galletera de Venta de Baños, aseveró que la amenaza por no estar de acuerdo con el Plan de Competitividad se cumple y nos han parado las líneas, realizando solo limpieza y mantenimiento. Con nosotros la empresa no se ha puesto en contacto para nada y solo hizo el comunicado el 30 de mayo para decir que nuestra planta se cerraba y que habría traslados a Aguilar y Toro», apuntó.

el papel político. Además, la delegada de Gobierno, Virginia Barcones, afeó ayer en Palencia las «reuniones parciales» de la Junta y defendió que el Gobierno de España trabajó y trabaja al «más alto nivel» para buscar una solución a la «situación crítica» de Siro, dado que se actúa de manera «activa y proactiva» para lograr una opción financiera e inversora en poco tiempo. Desde «la lealtad institucional», afirmó que se debe sumar esfuerzos, por lo que el presidente Alfonso Fernández Mañueco es bienvenido para «hacer algo». «Entendemos la preocupación de trabajadores y  familias y trabajamos para alcanzar una solución que mantenga el empleo y la producción», expuso. La delegada de Gobierno subrayó que el objetivo principal es encontrar LA forma que ponga de acuerdo a todas las partes para «preservar la condición de los trabajadores, los cuales son la parte más débil y la que sufre las peores consecuencias». «La situación es critica y compleja al tratarse de  un grupo empresarial y no de una unidad productiva», apostilló.

Igualmente, el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, recriminó ayer al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que haya convocado mañana una reunión con las partes afectadas justo cuando se refleja una pregunta suya en el pleno de las Cortes. Así, le recordó que «esto no va de fotos». «¿A qué ha esperado?. ¿A que la reunión sea límite y no podamos hacer nada?», afeó. «Hay que trabajar todos juntos para encontrar una solución. No nos podemos permitir que Siro cierre ni perder un solo empleo», aseveró.

Por su parte, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, aseguró ayer en Burgos que la Fundación Anclaje está «en plena disposición» de intervenir en el conflicto de Siro entre empresa y trabajadores; «si tanto los sindicatos como los empresarios están conformes con que se pueda llevar a cabo una convocatoria lo haríamos», sostuvo. Sin embargo, destacó que  «lo fundamental» es tener un acuerdo de competitividad, tras recordar «el trabajo y las dificultades planteadas encima de la mesa». «Debe haber un acuerdo que permita a los posibles inversores su entrada. Si esto se consigue podríamos plantearnos la persistencia de la compañía y su crecimiento en el futuro», dijo.

Al respecto, el secretario de la Federación de Industria de CCOO en Castilla y León, Gonzalo Díez, recordó a Carlos Fernández Carriedo que la Junta también es patrono de la Fundación Anclaje. «Ya llega tarde en la crisis de Siro y pretende tapar su inacción con una ocurrencia, dijo. «Anclaje ha estado desaparecida porque en la Junta hay una Consejería de Industria que no existe o no está. Siempre se ha trabajado a cuatro bandas en las crisis empresariales con Gobierno, la Junta, los sindicatos y patronal. Tenemos una tradición del Diálogo Social en resolver conflictos, pero como en los últimos meses el Gobierno regional no ha creído en la concertación, hoy estamos así, casi sin tiempo», lamentó.

Asimismo, el secretario de CEOE Castilla y León, David Esteban, destacó que desde la patronal entienden que debe ser Siro quien solicite una reunión de la Fundación Anclaje, para conocer qué puede poner la Junta sobre la mesa y tratar de solucionar su crisis. Así, incidió en que si la empresa no quiere solicitarlo no suelen tomar esa iniciativa, y expuso además que «respetando la voluntad» de la compañía, cualquier patrono, Junta, sindicatos y patronal puede solicitar la reunión.