Pedro Martínez toma las riendas de la asociación de Allende

Carlos H. Sanz
-

El colectivo vecinal se salva de su desaparición gracias a un nuevo proyecto que buscará «un mayor desarrollo del barrio para mejorar su integración con el resto de la ciudad»

Pedro Martínez toma las riendas de la asociación de Allende

La asociación de vecinos de Allende el Río aseguró ayer su existencia durante dos años más con la elección de Pedro Martínez como nuevo presidente del barrio. La reunión de ayer era clave para el futuro de este colectivo vecinal, que ha estado a punto de desaparecer por falta de relevo tras el adiós de Juan Pérez.
La asamblea aprobó por unanimidad la candidatura encabezada por Pedro Martínez, un vecino del barrio desde hace 15 años y aparejador de profesión, para quien esta será su primera experiencia en el movimiento vecinal. El resto de la junta directiva está conformada por Luis Javier Ruiz (vicepresidente), Nuria Gallego (secretaria), Puri Guantes (tesorera) y Teodora Amor, María del Carmen Girón, Isidro Alonso, Cristina Antón y Esperanza Fernández como vocales.
«La asociación iba a desaparecer y me propusieron implicarme en el barrio dados mis conocimientos y contactos. Parte de la gente que venía integrando la anterior junta directiva continúan, así que el primer objetivo es integrar lo máximo posible a las personas que llevan muchos años trabajando en Allende el Río», manifestó a DP.
Para el nuevo presidente, esta barrio es «una zona privilegiada de Palencia» que, no obstante, «necesita mejorar su desarrollo a través de una mayor integración en la ciudad». «Está a 200 metros de los Cuatro Cantones y, sin embargo, cuando se cruza el Puente Mayor parece que se ha salido de Palencia», comenta Pedro Martínez, que también tiene en su agenda la mejora del camino de San Román o de la propia Dársena del canal.  
despedida. Para que una etapa se abra otra se debe cerrar, y en este caso ha sido la de Juan Pérez, que ha estado al frente de este colectivo vecinal cuatro años. «El balance es positivo. Durante estos cuatro años he podido hablar con los vecinos y conocer y luchar por sus necesidades. Para mí, el municipalismo engancha porque te hace valorar tu barrio y, con ña Federación de Asociaciones de Vecinos, tener una visión global de toda la ciudad», declaraba ayer a este periódico.