scorecardresearch

El comité ve viable galletas Siro y protestará al máximo

J. Benito Iglesias
-

Dice que produce a un 98% y asegura que el Registro Mercantil refleja unas cuentas saneadas en los ejercicios de 2019 y 2020

El comité ve viable galletas Siro y protestará al máximo - Foto: Brágimo Ical

La situación de la planta de galletas de Cerealto Siro de Venta de Baños, desde que el grupo anunciase su cierre el lunes con indemnizaciones compensatorias y traslado de la plantilla a otros centros productivos en 24 meses, se recrudecerá en los próximos días según confirmó ayer el comité de empresa. A la manifestación convocada a las 12 horas del próximo domingo en la plaza de la Constitución de la localidad cerrateña, se sumarán «movilizaciones continuas con el objetivo de evitar la clausura de una fábrica viable».

Así lo consideraron los representantes de la plantilla con los datos que manejan. «Sin invertir en los últimos 15 años en mantenimiento la planta produce a un 98% de su capacidad, ha llegado a hacerlo en cinco turnos, durante la pandemia se vendió más que nunca y los últimos datos recabados en el Registro Mercantil ponen de manifiesto que las cuentas de los ejercicios de 2019 y 2020 están saneadas», indicaron.

Al respecto, el comité aseguró que el objetivo es evitar a toda costa el cierre de la galletera venteña. «Nos reuniremos con todas las administraciones que haga falta y acudiremos al Ministerio de Industria. Es verdad que hay que invertir para ser competitivos y nos hablan desde la dirección de 11 millones para hacerla más competitiva, pero quizás con 5 sería suficiente. El mensaje es que la fábrica siga activa, ya que se llevaron producción desde Venta de Baños a una planta en Portugal y, al igual que otra que se ubica en el Reino Unido, tienen pérdidas y a ellos no les  van a recortar nada, mientras que de aquí se seguirán llevando líneas productivas», expuso ayer Mónica de la Sierra, integrante del comité de la galletera de Siro.

«Los paganos de los ajustes del Plan de Competitividad somos los obreros. De los 195 afectados hay 30 de estructura que van aparte y se negociará con ellos bajas incentivadas, pero hay otras 200 personas más adscritas a la galletera de las que no se habla para nada y no se sabe en qué situación quedarán», añadió Mari Mar Rodríguez.

no de toro al plan de futuro. Asimismo, la planta de Cerealto Siro en Toro decidió a última hora del martes rechazar el Plan de Competitividad. En total,  de los 273 votosemitidos hubo 204 en contra, 65 a favor y 4 fueron en blanco. Solo la fábrica de Aguilar ha aprobado el plan de futuro, mientras el centro especial de empleo de Venta de Baños debe decidir en una nueva votación, ya que en la primera se posicionó contra y la empresa propuso explicar a la pnatilla todo de nuevo.

la junta pide explorar vías. El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, animó ayer a Siro, a los futuros inversores del fondo Afendis-DK y a los trabajadores a «seguir explorando vías para un acuerdo» que permita salvar la empresa, el empleo y la actividad productiva. Así, insistió en que la Junta sigue en contacto con la empresa, a la que «siempre ha apoyado y lo hará de nuevo si fuera necesario para el proyecto de futuro», pero  dejó claro que el problema actual no responde a «necesidades financieras». 

En este sentido, recordó que Siro «ha vendido alguna unidad productiva durante los últimos años» y está en condiciones de incorporar a un socio inversor que garantice su liquidez, pero «su entrada exige dar viabilidad y competitividad» a las plantas.

Igualmente, el procurador de Ciudadanos, Francisco Igea, solicitó ayer la comparecencia del consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, para explicar las actuaciones de la Junta en relación al anuncio de cierre de la fábrica de Cerealto Siro en Venta de Baños. De mismo modo, instó al ejecutivo autonómico a dar a conocer el destino de las subvenciones que la empresa tuvo de la administración entre el período 2018-2021, y que ascienden a más de 5,5 millones de euros.

«La delicada situación del grupo supone un motivo de preocupación para las aproximadamente 2.000 familias que pueden verse afectadas», advirtió. En este sentido, recordó la reunión que el pasado 25 de mayo el consejero de Industria mantuvo con directivos de Siro y preguntó «qué ayudas económicas, financieras o de otro tipo se han ofrecido».

Por su parte, Asaja Valladolid puso de manifiesto en un comunicado que  «en un contexto donde la producción de alimentos debe ser primordial y estratégica por encima de todo, observamos una nula implicación de los gobiernos central y autonómico para salvar el empleo y la actividad de una fábrica emblemática situada en el medio rural».