scorecardresearch

Tildan de «chapuceras» las ideas alternativas al soterramiento

Carlos H. Sanz
-

El PSOE y Vox cargan contra Alfonso Polanco por haber contratado con «oscurantismo» un «catálogo de ocurrencias»

Tildan de «chapuceras» las ideas alternativas al soterramiento

«Chapuceras», «irresponsables», «precipitadas» o «catálogo de ocurrencias» son algunos de los adjetivos que los grupos municipales del PSOE y Vox utilizaron ayer para calificar tanto el Estudio de movilidad integral, permeabilidad e integración urbana del corredor ferroviario en Palencia como la memoria para la renovación y renaturalización urbana de la avenida de Castilla.

Críticas contundentes dirigidas, más que al equipo de Gobierno, al Partido Popular y al teniente de alcalde, Alfonso Polanco, quien encargó al estudio vallisoletano de arquitectura y diseño World Desing una propuesta para la avenida de Castilla que presentar a los fondos europeos y un estudio sobre alternativas al soterramiento del tren.

Un encargo que, según el PSOE, se realizó con «oscurantismo, discrecionalidad y unilateralidad», y que para Vox «es un insulto la ciudad». Los dos partidos anunciaron que no respaldarán el pago de la factura a la autora de los estudios, Yolanda Domínguez Magdaleno, de la que aseguraron que fue «en la candidatura del PP y ha sido concejala en Fuensaldaña» y fue «contratada a dedo» por Alfonso Polanco.

Tildan de «chapuceras» las ideas alternativas al soterramientoTildan de «chapuceras» las ideas alternativas al soterramientoPara el PSOE, el Partido Popular «está renunciando unilateralmente a la integración de las vías con el soterramiento». «Si hay que cambiar el PGOU y la ley estatal con el estudio informativo que saca la alta velocidad a Cantabria de una cota soterrada, lo tendremos que hacer... pero lo tendrá que saber el pleno», argumentó Miriam Andrés.

Todo lo demás, y en especial esta propuesta, es «una irresponsabilidad, precipitación y chapucerismo», de ahí que el grupo municipal del PSOE anuncie que convocará a la ciudadanía a reuniones para mostrarles el estudio. Las objeciones afectan tanto a la forma como al fondo. El edil socialista Carlos Hernández criticó que, según la información que se le ha facilitado desde los servicios municipales, «no existe en el Ayuntamiento ningún contrato con el estudio vallisoletano de arquitectura y diseño World Desing». «Es una irregularidad», sentenció. 

En cuanto al fondo, el arquitecto Luis Muñoz fue igual de contundente: «Son unos estudios hechos con gran precipitación y poco dinero; están confeccionados deprisa y corriendo e incluyen auténticas burradas».

«Solo hay una idea: pasarelas con ascensores y rampas mecánicas para todos los pasos», argumentó el arquitecto, que criticó que no haya ni una aproximación urbanística en la propuesta. «Vamos a ser el hazmerreír de Europa», sentenció Muñoz que criticó que el estudio incluya «rampas que no cumplen la normativa», «una pasarela en zig-zag que se caería sola» y «un cálculo presupuestario ridículo para una estación que costaría al menos 20 millones». 

Críticas que hizo extensivas a la propuesta de reforma de la avenida de Castilla. «Es radical y muy dura; propone talar todos los árboles y arrasar con todo para poner pantallas vegetales que son auténticas barreras visuales y otra cacharrería urbana», enumeró.

«Ideología progre». La crítica que realizó Vox se apoyó en un eje distinto. «Esto es ideología progre de la Agenda 2030 pura y dura», aseveró Sonia Lalanda, que criticó que en la propuesta para la avenida de Castilla, «de 3,9 millones, 2,6 millones se destinan a llevarse todo por delante: árboles, pavimentos, acerados, calzada, aparcamientos... y 546.000 euros, a lo que llaman la «nueva alternativa de renaturalización con una vuelta el estado primitivo de la ciudad». 

Sobre la alternativa al soterramiento fue más contundente. «Este equipo de Gobierno ha hecho el ridículo con propuestas inauditas como volver a llenar el trazado de pasarelas como la que se hizo detrás de la Junta y hubo que quitarla... pero con ascensores», relató Lalanda.

«Podemos debatir sobre el trazado del ferrocarril, pero ahora hay prioridades infinitamente más importantes. Lo urgente es que incrementen las frecuencias y nos bajen el precio del AVE», continuó la portavoz.

Vox opinó que «si se quiere cambiar la fisonomía de la ciudad, lo suyo sería proponer un concurso de ideas nacional o internacional», pero «encargar un catálogo de ocurrencias y venderlo a bombo y platillo es un insulto a la ciudadanía». «Que no cuenten con Vox para debatir ocurrencias. Han generado un clima de  incertidumbre y preocupación en determinados barrios de la ciudad», finalizó.

Izquierda unida. Las de Vox y el PSOE no fueron las únicas voces sobre el tema. La Asamblea Local de Izquierda Unida manifestó públicamente su «firme y rotundo compromiso por el soterramiento del tren en la ciudad». Sí fue más comprensible. «Nos parece adecuado que se realicen todas estas mejoras, pero la apuesta más adecuada deben ser túneles como el de la pasarela de Villalobón, amplios con rampa y mucha luz. También consideramos positiva la incorporación de un carril-bici en las pasarelas de Villalobón y Cardenal Cisneros, así como dotar a los barrios del Ave María y El Cristo de un acceso directo y mecanizado a la estación», argumentaron en un comunicado.

«Sin embargo, en ningún momento deben suponer dar carpetazo o dejar de lado el soterramiento del ferrocarril», asevera Izquierda Unida Palencia que reclamará en el Congreso información al Ministerio.

«No se hará nada que no cuente con amplio respaldo»

El alcalde, Mario Simón, no entró a valorar la propuesta encargada por el PP, pero sí dejó ayer claro que «los proyectos de ciudad se tienen que aprobar tras un debate público y gran participación; con un proyecto detallado y con respaldo plenario». También recordó que «cualquier solución será decisión de Adif; el Ayuntamiento solo puede proponer».