scorecardresearch

1.300 palentinos podrán acceder al bono cultural joven de 400€

Jesús Hoyos
-

Los nacidos en 2004 tendrán a su disposición el dinero, cargado en una tarjeta monedero, para gastar en productos digitales o presenciales durante los 12 meses siguientes a su concesión, que empezará en junio

Entradas para conciertos y festivales de música son algunos de los eventos culturales incluidos entre los destinos del bono cultural joven. - Foto: Óscar Navarro

A partir del mes de junio todos los jóvenes españoles que cumplan 18 años a lo largo de 2022 podrán acceder al llamado bono cultural de 400 euros, una medida tachada de populista por sus detractores, pero que el Gobierno defiende como revulsivo y apoyo al sector tras el impacto de la pandemia. En la provincia hay 1.296 jóvenes nacidos en 2004 que este año alcanzarán la mayoría de edad, según datos del Instituto Nacional de Estadística. De ellos, 660 hombres y 636 mujeres. 

Esta especie de tarjeta monedero estará cargada con 400 euros para gastar durante los 12 meses siguientes a su concesión en productos culturales tanto digitales como presenciales. En Palencia, supondrá un desembolso para las arcas públicas de 518.000 euros.

«Gastar en cultura no es gastar, es invertir y acercarse a la obra de otra persona», destacó recientemente el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, quien precisó que se contactará a las librerías, cines o entidades organizadoras de conciertos para que puedan inscribirse y sumarse a la iniciativa.

Esta prevé subvencionar artes en vivo, patrimonio cultural y artes audiovisuales: entradas y abonos para artes escénicas, música en directo, cine, museos, bibliotecas, exposiciones y festivales escénicos, literarios, musicales o audiovisuales, hasta un máximo de 200 euros por beneficiario.

Además, la cuantía ofrecida podrá gastarse en productos culturales en soporte físico: libros; revistas, prensa, u otras publicaciones periódicas; videojuegos, partituras musicales, discos, CD, DVD, o los conocidos como Blu-ray, hasta un máximo de 100 euros por persona.

Igualmente, cada beneficiario podrá destinar otros 100 euros al consumo digital o en línea: suscripciones y alquileres a plataformas musicales, de lectura o audiolectura, o audiovisuales, compra de audiolibros, adquisición de libros digitales (conocidos como e-books), suscripción para descarga de archivos multimedia (los conocidos como podcasts), suscripciones a videojuegos en línea, suscripciones digitales a prensa, revistas u otras publicaciones periódicas.

Eso sí, hay exclusiones. En concreto, no será subvencionable la adquisición de productos de papelería; libros de texto curriculares, ya sean impresos o digitales; equipos, software, hardware y consumibles de informática y electrónica; material artístico, instrumentos musicales, espectáculos deportivos y taurinos; moda y gastronomía. El bono tampoco cubrirá la adquisición de productos que hayan sido calificados como pornográficos.

El Ministerio ha seguido la experiencia de otros países del entorno europeo como Francia e Italia, que también fijan la edad de sus beneficiarios en los 18 años. 

La gestión del programa se realizará a través de una plataforma tecnológica en la que se presentarán las solicitudes. Una vez concedida la ayuda, se abonará el importe total en un único pago, en formato de tarjeta prepago virtual nominal, que estará identificada con un número y la identidad del beneficiario.

Además de jóvenes españoles que cumplan 18 años, también podrán pedirlo solicitantes de asilo, incluidos refugiados ucranianos que alcancen este año la mayoría de edad. Otra clave a tener en cuenta es que los productos adquiridos a través del bono cultural podrán ser cambiados, si la entidad adherida lo autoriza, pero en ningún caso podrá solicitarse la devolución del dinero. Por último y a modo de curiosidad, las suscripciones a plataformas en línea estarán limitadas a un máximo de cuatro meses.

 

Ayudas. Casi 500.000 jóvenes de toda España se pueden beneficiar de estas ayudas, recogidas en los Presupuestos Generales del Estado para 2022 con una partida de 210 millones de euros. En el caso de Castilla y León, un total de 20.631 jóvenes podrán hacerlo. De ellos, 10.367 hombres y 10.264 mujeres.