scorecardresearch

Entra en servicio el nuevo enlace de la A-67 en Quintanilla

ICAL
-

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana invierte más de tres millones de euros para mejorar la seguridad y la fiabilidad, además de reducir los tiempos de desplazamiento

Entra en servicio el nuevo enlace de la A-67 en Quintanilla - Foto: ICAL

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana puso hoy en servicio el nuevo enlace en la autovía A-67, en la localidad de Quintanilla de las Torres (Palencia), en el tramo entre Aguilar de Campoo y Mataporquera en el que se han invertido más de tres millones de euros, con el que se mejorará la conexión entre Cantabria y Castilla y León.

"Sabemos que hacer más fácil la conectividad entre autonomías es también favorecer su actividad económica. El nuevo enlace servirá para que los territorios y las personas estén cada vez más próximas y con ella cumplimos nuestra promesa", afirmó la ministra, Raquel Sánchez, durante la inauguración del tramo, que estuvo acompañada por el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

Señaló que esta nueva conexión en la autovía de La Meseta se traduce en una mejora de la seguridad y la fiabilidad y en una reducción de los tiempos de desplazamiento por motivos de trabajo o de ocio. El objetivo es facilitar la cohesión entre comunidades autónomas, al ser un paso más para facilitar la vida de las personas e incentivar las actividades económicas e industriales, añadió.

El nuevo enlace E-108 de la A-67, autovía conocida como Cantabria-Meseta, se sitúa entre el enlace existente en el punto kilométrico (p.k.) 103, al sur conectando con la carretera nacional N-627 que da acceso a la localidad de Aguilar de Campoo y el enlace del p.k. 116, en el límite entre la provincia de Palencia y la comunidad de Cantabria, que da conexión a la carretera nacional N-611 y desde donde se accede a las localidades de Mataporquera y Quintanas de Hormiguera. 

Las obras han consistido en la ejecución de un enlace de tipo diamante con pesas para conectar la autovía A-67 con las carreteras N-611 y N611a, aprovechando esta última que discurre a distinto nivel en este punto bajo la A-67 a través de un paso inferior. 

Para ello, se han ejecutado un ramal de entrada y un ramal de salida por cada sentido de circulación de la autovía A-67 que entroncan con las correspondientes glorietas a cada lado de la autovía y con las referidas carreteras nacionales. Desde la glorieta al este de la autovía sale el ramal de la carretera nacional N-611a de conexión con la localidad de Quintanilla de las Torres (Palencia) y con la carretera cántabra CA-273 que discurre a lo largo del valle de Valderredible. 

Se ha mejorado el drenaje de la zona de actuación, así como de la plataforma del ferrocarril Santander – Palencia, paralelo a la zona de actuación, sustituyendo la tajea existente por dos tubos de 800 mm hincados bajo la plataforma y otros dos tubos de 800 mm bajo el camino de titularidad municipal hasta el punto de vertido en el canal que desagua en el río Rubagón. 

Además, esta actuación supone una mejora en la seguridad vial, al sustituir la intersección en cayado previamente existente entre la N-611 y la N-611a por una glorieta. Con este nuevo enlace, que se ubica entre dos enlaces que estaban separados por 13 kilómetros, se mejora la accesibilidad a una vía de alta capacidad como la A-67 para los habitantes de los municipios de Aguilar de Campoo y Pomar de Valdivia, en la provincia de Palencia, y de Valderredible, en Cantabria. 

A su vez, el nuevo enlace contribuirá a mejorar la funcionalidad de la Red de Carreteras del Estado en este ámbito de la montaña palentina, cuando las condiciones de vialidad invernal son adversas o cuando se produzca cualquier otro tipo de incidencias en la circulación del tráfico que discurre por las calzadas de la autovía.