scorecardresearch

La tasa de abandono temprano se reduce tres puntos en 2021

SPC
-

El porcentaje en la Comunidad es nueve décimas inferior a la media nacional, que se sitúa en el 13,3%

Varios alumnos de Ávila durante una clase. - Foto: Isabel García

La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que el abandono educativo temprano en 2021 en Castilla y León alcanzó su cifra más baja desde que existen registros con un 12,4 por ciento de personas de 18 a 24 años que no había completado la segunda etapa de Educación Secundaria (FP de Grado Medio, Básica o Bachillerato) y no seguía ningún tipo de formación. Se trata de un descenso de tres puntos (un 19,4 por ciento) en esta tasa respecto al año anterior. La caída de la tasa de abandono educativo es generalizada, ya que en España descendió 2,7 puntos, hasta el 13,3 por ciento. Por lo tanto, la Comunidad está nueve décimas por debajo de la media nacional.

Desde 2011, y según los datos consultados por la Agencia Ical, la tasa de abandono temprano en Castilla y León ha disminuido 15,1 puntos (13 puntos en caso de España), pasando del 27,5 por ciento al 12,4 por ciento, reduciéndose a más de la mitad. A pesar de que el descenso ha sido mayor entre los hombres (17,3 puntos) que entre las mujeres (12,8 puntos), la diferencia entre ambos grupos sigue siendo muy significativa, con un 16,1 por ciento y un 8,4 por ciento de abandono, respectivamente. Es decir, el abandono temprano masculino es un 91 por ciento superior al de las mujeres.

Los tres puntos de descenso del abandono temprano de la educación y la formación en el año 2021 respecto a 2020 están asociados al aumento del porcentaje de población de esas edades que ha alcanzado el nivel de formación CINE 3 (el equivalente a la segunda etapa de Secundaria).

El importante incremento del nivel de formación de la población joven en la última década, clave en la importante reducción del abandono educativo temprano, queda también reflejado a través de la evolución del porcentaje de población de 20-24 años que ha alcanzado al menos el nivel de segunda etapa de Secundaria. En 2021 este indicador se sitúa en Castilla y León en el 80,1 por ciento (78,8 por diento en España), 19,4 puntos porcentuales más que en 2011 cada vez más próximo a la media europea (84,3 por ciento en 2020).

En cuanto a la Educación Superior, la EPA consultada por Ical señala que el 46,3 por ciento de la población de 25 a 34 años ha alcanzado este nivel, dos décimas menos que el año anterior. En todo caso, la Comunidad está en este apartado 2,4 puntos por debajo de la media de España aunque muy por encima de los datos de Europa de 2020 (40,5 por ciento). En esta categoría destacan las mujeres, con una tasa del 55,9 por ciento, muy por encima de las de los hombres, del 37,2 por ciento. Cabe subrayar que en el último año esta tasa ha bajado en los hombres 1,7 puntos.

Por último, el indicador de la formación permanente de la población adulta muestra un crecimiento muy significativo. En 2021, el 14,8 por ciento de los castellanos y leoneses de 25 a 64 años había seguido algún tipo de formación en las cuatro últimas semanas, un 42 por ciento de variación porcentual respecto al dato del año anterior.

El Ministerio de Educación apuntó en una nota que uno de los objetivos del Gobierno es reducir las tasas de abandono escolar temprano. Para ello, se ha reforzado el Programa para la orientación, avance y enriquecimiento educativo #PROA+, que en 2022 contará con una inversión de 120 millones de euros para su implantación en 2.500 centros, y se van a crear al menos mil unidades de acompañamiento y orientación personal y familiar del alumnado educativamente vulnerable, gracias a una inversión de 39 millones.

Añadió que en 2021 se invirtieron 125 millones en el Programa PROA+ y 30 millones en la creación de 618 unidades de acompañamiento.