scorecardresearch

La nieve dificulta la circulación en 950 km de 55 carreteras

Rubén Abad
-

INCLUYE VÍDEO | Corta la P-405 en Villalobón y obliga a usar cadenas en la P-903, en Dueñas. Las heladas provocan parones en los Alvia Santander-Madrid. El Ayuntamiento de la capital esparce fundente y sal en las zonas «más críticas»

Vídeo

 

Cubiertas de blanco. Así amanecieron ayer la capital y varias localidades de la provincia por la copiosa nevada que dejó una nueva DANA(Depresión Aislada de Niveles Altos) que permanecerá en Palencia hasta hoy jueves, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).


Un manto blanco (3,6 litros a las 9 horas en Palencia) que dejó bellas estampas durante las primeras horas del día, pero que también mostró su cara más negra en las carreteras que discurren por territorio palentino. Un problema que se tradujo en complicaciones en unos 960 kilómetros de 55 calzadas de la red principal y secundaria, según la información recabada por este periódico.

La nieve dificulta la circulación en 950 km de 55 carreterasLa nieve dificulta la circulación en 950 km de 55 carreteras - Foto: Sara Muniosguren


En este listado se colaron cuatro autovías: dos autonómicas (A-231 y A-610) y dos estatales (A-62 y A-67), en las que el tráfico fue lento pero fluido, llegándose a activar el nivel amarillo. La peor parte se la llevó la carretera P-405, que permaneció cerrada en algunos momentos de la mañana en los 26 kilómetros que discurren entre Palencia y Astudillo (zona de Villalobón) , según informó la Junta en su página web.  Por otro lado, fueron necesarias las cadenas o los neumáticos de invierno en la P-903, entre Santa Cecilia del Alcor y Dueñas.


En lo que a los siniestros viales se refiere, el 112 confirmó a este rotativo que no se produjo accidente alguno con heridos y que las llamadas por avisos «no llegaron» al centenar en los últimos tres días «en toda Castilla y León». Sin embargo, en la P-4311 (Osorno-Osornillo)un camión se quedó atascado en medio de la vía, lo que obligó a cortar el tráfico durante unas horas. Idéntica situación se vivió en la carretera P-122, que une las localidades de Venta de Baños y Dueñas, según fuentes consultadas de la Guardia Civil.


También hubo nieve, pero sin más complicaciones que las habituales en estas situaciones, en vías habitualmente acostumbradas a las inclemencias meteorológicas adversas, como es el caso de la CL-627 (Cervera de Pisuerga-límite con Cantabria), donde fueron igualmente necesarias las cadenas, la CL-626 (Eje Subcantábrico) ? o la P-210 (Ruta de los Pantanos), así como varias vías del Cerrato, la comarca más damnificada en el último gran temporal. No obstante, y según confirmó la Guardia Civil, ningún pueblo se quedó aislado.


Asimismo, a petición de la Guardia Civil de Burgos, se procedió al embolsamiento en Osorno (A-62) de 140 camiones, entre las 8 y las 12 horas, aproximadamente. La DANA afectó también al normal desarrollo de las clases, dejando sin transporte escolar a 58 alumnos de las comarcas de Aguilar de Campoo, Herrera de Pisuerga, Baltanás y Osorno, según fuentes consultadas de la Consejería de Educación del Ejecutivo autonómico.


La nieve «dará una tregua» a lo largo de las próximas horas y dará paso, como explicó el delegado de la Aemet en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, a bajas temperaturas en próximos días, «especialmente peligroso en la meseta», puesto que puede dar lugar a la formación de placas de hielo. 


Además, reconoció que «últimamente no era habitual» presenciar estas nevadas en el mes de noviembre y recurrió al atinado refranero popular: «Por Todos los Santos, nieve en los altos y por San Andrés, nieve en los pies».


TRENES

Las bajas temperaturas provocaron parones y retrasos significativos en los trenes Alvia (ambos sentidos) que conectan Santander con Madrid a través de Palencia. El primero de ellos se produjo minutos antes de las diez de la mañana, cuando Renfe comunicaba a través de un tuit en @InfoRenfe que un convoy se encontraba detenido en Villamuriel de Cerrato debido a una incidencia técnica, que se solucionó 51 minutos después.


El problema volvió a repetirse y, ya avanza la mañana, los Alvia Santander-Madrid  y Alicante-Santander transbordaron entre sí en la estación de Palencia, «derivado de condiciones metereológicas adversas», rezaba otro tuit de la compañía ferroviaria.


AYUNTAMIENTO

Por otro lado, el Ayuntamiento de la capital movilizó a «todo» el servicio municipal de Limpieza «para esparcir sal y fundentes» desde la noche previa en las zonas «más críticas» de la ciudad como pasarelas y cruces, amén de la limpieza de calles «para evitar que la nieve que cayó desde primera de la mañana se acumulara en las aceras», según destacó el alcalde, Mario Simón. 


Operarios que tuvieron como grandes aliadas a unas temperaturas de entre uno y tres grados centígrados, que no evitaron ue la nieve cuajara, pero sí la aparición de placas de hielo. Asimismo, en el parque de bomberos no se registrarron, según la información facilitada por el Ayuntamiento, incidentes reseñables a lo largo de la jornada.