Camino al estrellato

Rubén Abad
-

El joven saldañés Pablo Quijano se alza con el premio al mejor cortometraje de Castilla y León en el Medina Film Festival con 'Marinera de luces', su ópera prima rodada íntegramente en la localidad natal del director

Camino al estrellato

El director de origen saldañés Pablo Quijano ha conseguido llegar a lo más alto con Marinera de luces, la ópera prima que el joven rodó en su localidad natal el pasado año, hasta el punto de que la cinta acaba de ganar en el Medina Film Festival (Semana de Cine de Medina del Campo) el premio al mejor cortometraje de Castilla y León. «Primer cortometraje con un equipo profesional en el circuito comercial, primera selección en un festival de prestigio como el de Medina y primer premio. No puedo estar más contento, el corto nos está dando muchas alegrías y fuerza para emprender nuevos proyectos», señala Quijano en declaraciones para Diario Palentino.


Marinera de luces es, en palabras del director, la historia de una persona diferente en un pueblo, una joven transexual en un pueblo de provincias obsesionada con que nadie de su entorno la mira como a una mujer de verdad. «Ella se mira en el espejo y se siente como una reina, pero solo ella se ve así, lo que convierta a Vera, la protagonista, en una chica vulnerable y contradictoria en sus actos», explica el director, que se rodeó para este proyecto de un elenco formado por intérpretes de la talla de Mariola Fuentes (Hable con ella) y la protagonista, Laura Corbacho (Paquita Salas, Veneno), que comparten escenas con Jorge Suquet, Alicia Armenteros, Sandra Martín, Rosa Marti, Alejandra Mendoza y Belén Écija. Gente muy joven, con la que Quijano pone también en valor el talento de las nuevas generaciones, pues la inmensa mayoría ronda la veintena.


Su sueño es estrenar el corto en Saldaña en otoño, una vez que haya mejorado la pandemia provocada por la Covid-19. Una forma de devolver a su pueblo todo lo que le ha dado, especialmente a su familia y quienes colaboraron en la filmación de uno u otro modo, pues con la venta de entradas anticipadas al precio de cinco euros financió parte el proyecto.

Camino al estrellatoCamino al estrellato


Mientras llega ese momento, que gracias al empeño, trabajo y pasión por lo que hace que pone Quijano será una realidad más pronto que tarde, el director saldañés representará a la provincia a nivel nacional en diferentes festivales que se celebrarán a lo largo del verano gracias al buen hacer de la distribuidora y su agencia de representación.


El siguiente gran reto será grabar la película Marina de luces, para la que ya tiene guión, tal y como señaló Quijano al recoger el galardón en Valladolid, en el seno de una «gala preciosa» rodeado de «gente muy interesante». «Es muy importante conocer más en profundidad la historia de Vera para poder empatizar con ella a fondo y para que si nos encontramos a más Veras por el camino no juzgarlas, sino comprenderlas», afirma. Un filme que, al igual que el cortometraje, se rodará de forma íntegra en la villa de Saldaña por empeño del director, a pesar de las dificultades que supone trasladar a los actores y a todo el equipo fuera de Madrid.


Entretanto, está inmerso en la dirección de La gaviota de los hijos de, su primer montaje teatral, un proyecto «muy ambicioso, pero precioso» a medio caballo entre el cine y el teatro. Se tata de una versión «muy libre» que se estrenará del 14 al 18 de julio en el madrileño Teatro Galileo, con un reparto de gente joven como Georgina Amorós (Élite), Tábata Cerezo, Alejandro Jato (Servir y proteger) o  Joan Forneas.



Las más vistas