Los transportistas lamentan la escasa actividad

DP
-

Aempatra no organiza actos con motivo de la festividad del patrono y tampoco se resiste a dejar de mirar hacia el futuro con un cierto grado de optimismo

Los transportistas lamentan la escasa actividad - Foto: Óscar Navarro

Este viernes, día 10 de julio, se celebra la festividad de San Cristóbal, patrono de los transportistas, pero como explica el presidente de la Asociación Empresarial Palentina de Transportes (Aempatra), Óscar Baños, no se va organizar nada. «Esperemos que en un año las cosas vayan mucho mejor y se pueda celebrar doble», señala en declaraciones a Diario Palentino.
Estos últimos meses para el sector ha sido una «época dura», afirma Baños, y añade que «está siendo dura». «Se siguió trabajando, pero en unas condiciones penosas: los restaurantes cerrados, no había donde asearse...», comenta, para incidir a renglón seguido en «la falsa creencia de que a nosotros no nos ha afectado, que hemos seguido trabajando; pero había mucha gente parada, dependen de a qué te dedicases». Y ahora mismo, la situación «tampoco es buena», afirma; «ha remontado algo pero seguimos con poco trabajo, faltan retornos», subraya.  Entre los compañeros con  una mayor actividad, o «que pararon menos», Óscar Baños señala que  se encuentran los del sector de la alimentación,  y por el contrario, «los portavehículos han estado una temporada parados por completo».
En cuanto a la asociación, con respecto a hace un año, el número de integrantes se mantiene más o menos, alrededor de 250. «Puede descender en alguno, porque se van  jubilando y los jóvenes no acceden al sector porque las condiciones no son buenas y la gente no se anima». 
El presidente de la Asociación Empresarial Palentina de Transportes mira al futuro con «optimismo», y expresa su confianza en que el sector se recupere. «El problema es que hay menos actividad y hasta que todo se ponga un poco en marcha. Hay que pensar que con el tiempo mejore la situación, hoy complicada porque sigue habiendo gastos sin ingresos», concluye.