«He estado muy a gusto en Palencia»

A. Benito
-

Un año y medio después de jurar su cargo como jefe del cuartel y del servicio de la Policía Local de Palencia, Luis Miguel Palacios deja el puesto para convertirse en superintendente de Melilla. El balance de su paso por la ciudad es «muy bueno»

«He estado muy a gusto en Palencia» - Foto: Óscar Navarro

Luis Miguel Palacios juró en febrero de 2019 su cargo como jefe del cuartel y del servicio de la Policía Local de Palencia con el rango de intendente, casi cuatro años después de que el mismo quedara vacante por la marcha del anterior y primer intendente, José Luis Herrera, quien permaneció en la capital apenas un año.


Tan solo medio más ha durado en el cargo Palacios, que desde mañana trabajará como superintendente en la Ciudad Autónoma de Melilla. De su paso por Palencia destaca el trabajo que se ha realizado en «tiempo récord» para reestructurar el Cuerpo de forma interna, así como la implicación de la plantilla, la comprensión de los políticos y el comportamiento de los ciudadanos.


A su sucesor le recuerda que «la planta del edificio, media y baja, ya está organizada, pero falta la cúpula, tanto del mando de jefe como de los puestos intermedios en la parte superior». Asimismo, reconoce que lo más duro a lo largo de este tiempo ha sido hacer frente a la pandemia, aunque ensalza la labor realizada por sus compañeros en colaboración con otros cuerpos.


«He estado muy a gusto en Palencia» «He estado muy a gusto en Palencia» - Foto: Óscar NavarroEl hasta ahora máximo cargo de la Policía Local en Palencia se marcha con «un poco de pena» por lo precipitado de su traslado. Le hubiera gustado haber tenido más tiempo para despedirse de sus compañeros, de la capital y de sus vecinos, pero promete volver de vez en cuando. 


Se marcha a Melilla con el cargo de superintendente. ¿Por qué ha tomado esta decisión?
Básicamente porque la plaza de aquí es temporal, era un año en Comisión de Servicios prorroglable, como marcan las normas, a otro año. Me quedan prácticamente seis meses, pero aquello es una libre designación y una plaza de más categoría. Resumiendo, la temporalidad es lo que me ha llevado a tomar esa decisión.


«He estado muy a gusto en Palencia» «He estado muy a gusto en Palencia» - Foto: Óscar NavarroDurante este tiempo se ha producido un buen número de bajas en el Cuerpo por jubilaciones. ¿Se han podido suplir esas plazas con las nuevas incorporaciones?
Desde que llegué, el trabajo ha sido constante en cuanto al tema de la organización interna y la reestructuración de unidades y servicios. Sin embargo, en un tiempo récord, hemos podido cubrir 42 plazas de las 50 personas que se jubilaron. Por un lado, hemos hecho una promoción interna para el ascenso de policía a oficial, en la que aprobaron cinco componentes, y otra de oficial a subinspector, que aprobaron tres. Por demoras en la realización del curso, lo están realizando ahora mismo online y lo finalizan el próximo mes de agosto, pero ya han venido ejerciendo como jefes de turno durante todo este tiempo. 


Aún con todas esas dificultades su labor es encomiable. ¿Qué valoración hace del trabajo realizado por su equipo?
Una valoración muy buena, ha habido una gran implicación. Se ha sacado el trabajo con un poco menos de la mitad del personal de plantilla que debería de haber. Los servicios han salido satisfactoriamente por la prestación de los compañeros. La valoración, como digo es buena.


¿Qué le diría o recomendaría al futuro responsable que le sustituya acerca del trabajo en Palencia?
Le diría que cuenta con una plantilla con una muy buena calidad profesional y humana, que sabe hacer muy bien su trabajo. Evidentemente, las políticas de seguridad y las líneas maestras de las mismas las marca el alcalde, como jefe de la Policía Local, y la concejala delegada. También que se encuentra una reestructuración hecha y que, más o menos, lo que es la planta del edificio, media y baja, está; falta la cúpula, tanto del mando de jefe como de los más intermedios en la parte superior.


En general, ¿cómo valora su estancia en Palencia?
Vine de la Comunidad de Madrid, donde estuve en distintos sitios, y he estado un año y medio aquí. La valoración que hago es muy satisfactoria; he estado muy a gusto en la ciudad. Palencia es acogedora y hospitalaria, lo que me ha permitido gestionar mi trabajo con relativa tranquilidad. Además, he contado con el apoyo del equipo de Gobierno y la comprensión de la oposición, en determinados momentos. También de los ciudadanos. Mi opinión es óptima de ellos y de toda la plantilla.


La diferencia entre Madrid y Palencia será notable
Bueno, estuve en Madrid capital quince años, pero también trabajé en otros municipios con una población muy parecida a la de Palencia, como Aranjuez. 


En general, ¿qué tal se han portado los palentinos durante el confinamiento?
En términos generales bastante bien. Ha habido alguna persona reincidente, como íbamos indicando a los medios, pero en general muy bien.


Da la sensación de que en pocos años Palencia no ha tenido un responsable máximo estable en el Cuerpo de la Policía Local. ¿A qué se debe?
Se debe, a mi juicio, a dos cuestiones. Una, la entrada en vigor del adelanto de la jubilación de todas las policías locales de España a los 60 años, lo que hizo que dos inspectores se retiraran antes de lo que era habitual hasta ese momento. Y dos, a no haber previsto durante los años anteriores la categoría de mayor o de intendente. Por las cuestiones que hayan sido, no se han ofertado esas plazas o no se ha buscado un mecanismo legal para cubrirlas.


¿Cómo ha sido la relación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado?
Con Policía Nacional, que es con quien trabajamos diariamente al compartir la demarcación y ser el Cuerpo del Estado competente en la capital de provincia, el trato ha sido muy bueno. La relación es de amistad, compañerismo y muy buena profesionalidad, tanto como con los policías como con sus jefes. Con Guardia Civil también hemos hecho algún servicio conjunto y la relación es extraordinariamente buena, lo que ocurre es que el contacto es menor en el día a día. 


Desde el punto de vista personal, ¿cómo definiría Palencia? ¿y en cuanto a su seguridad?
La verdad es que no tengo mucha relación con la gente de aquí a nivel personal, no soy una persona de bares, ni de jugar a las cartas (ríe). La considero una ciudad con muy buena calidad de vida, una ciudad donde se vive a gusto y tranquilo, y que ofrece al ciudadano todas las cuestiones básicas. Las personas, como castellanas, son abiertas, hospitalarias y amables. 
Yo definiría a Palencia como una ciudad segura, más que tranquila, así lo dicen las estadísticas. Evidentemente, hay muchos actos, muchos eventos, muchos servicios, y hay más trabajo de lo que, a priori, pudiera parecer. Cuando decimos segura y tranquila, parece que la Policía Local no tiene trabajo. Sí que lo tiene, y mucho. 


¿Cree usted que ese trabajo está reconocido?
Creo que el ciudadano de Palencia, en términos generales, sí que tiene un concepto bueno de su Policía Local. A veces, por los medios de comunicación (no solo de Palencia, sino nacionales), no se conoce tanto el trabajo de la Policía Local. Se habla más de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado cuando la Policía Local, sin ir más lejos, en épocas de terrorismo o de pandemia hace un trabajo muy importante para la seguridad integral de un municipio. Es el Cuerpo más próximo y el que mayor conocimiento tiene de las cuestiones que afectan a una localidad.


Para finalizar, puede aprovechar la ocasión para despedirse de Palencia, sus ciudadanos y sus instituciones
Me gustaría mostrar mi agradecimeinto a todos los compañeros de la Policía Local, al resto de integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a su Delegación de Gobierno -con quien hemos trabajado codo con codo en la coordinación durante la pandemia y en otros aspectos-, a las Juntas Locales de Seguridad; también a la Jefatura Provincial de Tráfico, a los compañeros de la administración de Justicia y de la Junta de Castilla y León; al resto de departamentos del Ayuntamiento y a todos los ciudadanos, por su comprensión con el trabajo policial y su colaboración. 


Estará ilusionado con ese nuevo cargo en Melilla, pero, ¿volverá de visita por Palencia?
Sí, la verdad, aunque me voy con cierta pena de Palencia porque he estado muy a gusto aquí. Lo considero un nuevo reto, aunque habrá que trabajar, coordinar y reestructurar lo que pueda encontrarse necesitado.Por supuesto que volveré porque la despedida ha sido rápida y con muy poco plazo de incorporación. No me ha dado tiempo a hacer una despedida en condiciones. Como tengo raíces en Castilla y León, pasaré por aquí de vez en cuando.