Optimismo comercial en el inicio de las rebajas

J. Benito Iglesias
-

Las asociaciones del sector valoran positivamente las ventas de junio, el respeto por las normas de seguridad e higiene en los establecimientos y el apoyo en forma de compras que reciben de los palentinos

Optimismo comercial en el inicio de las rebajas - Foto: Óscar Navarro

El optimismo era palpable ayer en el sector comercial ante el inicio de unas rebajas veraniegas que, tras las primeras ofertas de mayo, están tirando fuerte de las ventas. A algunas grandes superficies en la capital como las de Inditex, muy concurridas ayer en sus tres tiendas, se sumó días atrás el comercio local y otras franquicias con productos de temporada y buenas ofertas. Todos estos alicientes, junto a mucha gente portando bolsas y una gran afluencia en la zona comercial de la calle Mayor, hacen prever un buen final de mes. El deseo de las asociaciones de comerciantes es que julio y agosto, si finalmente el éxodo vacacional es menor que otros años, sigan acompañando en rebajas un poco los ingresos perdidos en tres meses duros de pandemia. 
«Hay movimiento, eso está claro, pero más en unos comercios que otros según preguntes. La teoría es que las ventas de mayo y junio han funcionado mejor de lo que muchos creíamos. Puede que en julio y agosto la gente se vaya al pueblo o de vacaciones, aunque si hay rebrotes del virus habrá gente que no lo haga y lo note para bien en consumo el comercio local», señaló Luis Fernando Tejerina, presidente de la Federación de Comercio (Fecopa), integra en la CPOE.
En su opinión  hay todavía temores en el sector comercial porque «no habrá fiestas ni en muchos pueblos ni en la capital, con el perjuicio grave para empresas de espectáculos, a lo que se añade que se trata de algo que tira mucho de la economía y el consumo».
Optimismo comercial en el inicio de las rebajasOptimismo comercial en el inicio de las rebajas - Foto: Óscar NavarroDesde la Asociación Palencia Abierta, su presidenta, María José  López -cuyo colectivo defiende regular las rebajas en las mismas fechas de antes- concretó que «cada uno conoce bien los tiempos en que funciona mejor su  negocio». No obstante, añadió que ante esta situación de pandemia «ofrecer descuentos ha supuesto vender más, aunque para el pequeño comercio haber empezado directamente con rebajas en mayo, dado el escaso margen de beneficio que tienen,  hubiese sido un error».
Por ello, con el final de junio, para el comercio local «es bueno tirar del periodo de rebajas y lógico para recuperar las ventas perdidas meses atrás sin perder las ganas ni con una actitud derrotista», dijo, y agradeció que «la gente crea que un pequeño establecimiento es muy seguro y entre a comprar sin miedo, con disciplina, prudencia y siguiendo todos los requisitos de seguridad e higiénico-sanitarios».
afluencia positiva. «Estamos hasta arriba», fue la frase del encargado de Stradivarius que ponía de manifiesto -con muchas clientas en la caja- el buen inicio de las rebajas oficiales en una de las tres tiendas del grupo Inditex en la capital. «Desde primera hora había mucha gente esperando y se está empezando bien. Hay mucha y buena oferta de ropa de primavera-verano y gangas de la temporada de invierno que merece la pena comprar», explicaron desde Zara.
La opinión fue similar en el tercer establecimiento, Oysho, donde apuntaron que «al abrir hubo poca gente, al desconocer que era el primer día de rebajas, pero luego toda la mañana ha estado mejor de lo esperado con el aliciente de la ropa de baño que está muy rebajada y tiene tirón entre la clientela».