scorecardresearch

Villada urge actuar en El Pantano

Rubén Abad
-

El Ayuntamiento defiende que la falta de agua se debe a la maleza acumulada en los arroyos que abastecen al espacio natural. La CHD asegura que la sequía es fruto solo de la escasez de lluvias

Villada urge actuar en El Pantano

Donde hace cinco años proliferaban las piraguas y las atracciones acuáticas para el disfrute de decenas de palentinos y turistas, hoy solo quedan los restos destartalados de una zona recreativa que otrora fue punto de encuentro de los vecinos de la comarca de Tierra de Campos. Nos referimos a El Pantano de Villada, en la que el Ayuntamiento urge actuar ante la «pasividad» de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).

Más concretamente, el Consistorio villadino había reclamado al organismo de cuenca la inclusión de este espacio natural en el programa de condiciones hidromorfológicas de los cauces para la bianualidad 2021 y 2022. ¿La repuesta? Un no desde Valladolid, según denunció ayer a Diario Palentino el alcalde, Manuel Gañán.

El primer edil explicó que desde hace varios años el Ayuntamiento viene requiriendo una limpieza de los cauces que abastecen de agua a El Pantano. Sin embargo, este denuncia que no se realizará ninguna de estas actuaciones, al menos de momento, según la respuesta obtenida por parte de la CHD, aunque desde este ente público dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), sí reconocen que es una actuación «necesaria».

Según el informe que ha remitido al Ayuntamiento terracampino, al que ha tenido acceso este periódico, la Confederación argumenta que la sequía que sufre este icónico espacio natural se debe a la insuficiencia de agua agravada estos últimos años.

En el texto se recoge que, una vez recorrida la zona por parte de un equipo técnico, se pudo observar, por un lado, que el llenado del embalse artificial se realiza, principalmente, a través de un único cauce  de «escasa entidad» denominado arroyo de Buenavista. Este, a su vez, y siempre según el informe técnico, recoge parte de las aguas de otro arroyo, el Valdemuñío.

En paralelo, también se observó que un tramo del curso del arroyo de Buenavista había sido modificado, por la intervención humana. «Nos encontramos ante un cauce típico de Tierra de Campos, con un régimen natural intermitente o fuertemente estacional, torrencial de corrientes discontinuas, de lecho plano por donde circulan aguas, básicamente, de origen pluvial (lluvia) y con una escasa cuenca vertiente cuya superficie no llega a los dos kilómetros cuadrados», concluye el escrito.

INFORME MUNICIPAL

Ante esta contestación, y en vista a que no habrá una pronta solución al problema, el Consistorio de Villada muestra su malestar y está realizando un estudio pormenorizado en el que se intentará solventar los referidos problemas de abastecimiento de agua. Y es que, según apunta Gañán, la recuperación de  El Pantano es «vital para crear unas actividades de ocio que puedan promover la zona», así como para «restaurar el ecosistema existente hasta el momento».