Del cielo, a Júpiter

Alberto Moreno
-
Del cielo, a Júpiter - Foto: Eva Garrido

Palencia Cristo Atlético viaja a León sin Souza, que ha regresado a su país

Sin apenas margen de maniobra, el Palencia Cristo Atlético visita hoy el terreno de juego del Júpiter Leonés, la denominación del filial de la Cultural Leonesa, equipo recién ascendido a la categoría, con mucha juventud y talento.
El Júpiter Leonés es un equipo atípico en esta categoría. Posiblemente, sea el equipo que más propone, que intenta jugar al fútbol a base de posesiones muy largas. Ciertamente, a veces abusa de ese juego combinativo con muchos pases horizontales en zona de nadie, como ocurriese en La Balastera en el partido de ida. Tuvo mucho más el balón que los morados, pero acabó perdiendo por 1-0. Curiosamente, cuando planteó un juego más directo, ya con el marcador en contra, fue cuando más ocasiones tuvo.
Y parece que ha ido adaptando su juego, jugando ahora más vertical, aprovechando además la velocidad de sus puntas. Ello le ha llevado a escalar posiciones en la tabla, ocupando actualmente la novena posición, dos por detrás de los morados.
En casa, en su buen cuidado terreno de juego de Puente Castro, se está mostrando tremendamente irregular, habiendo sumado cinco triunfos, cuatro derrotas y tres empates, uno de ellos recientemente ante el Numancia B (la referencia de los palentinos para meterse en el play-off), prueba del buen momento de juego que atraviesa. Juega (31 goles a favor) y deja jugar (32 en contra). Es un filial al uso, capaz de lo mejor y de lo peor.