Con 'B' de Barruelo

A. Benito
-

El ciclismo fue su primera gran afición deportiva, pero si por algo destaca Chechu Gómez Calleja es por su dominio de la montaña. En unos días volará hasta Japón en busca de un nuevo título

Con 'B' de Barruelo

su primer entrenador le dijo que no valía para la montaña. Con el paso de los años, José Javier Gómez Calleja no solo ha logrado echar por tierra esta afirmación, sino que ha demostrado ser uno de los mejores corredores en lo que a desafíos verticales se refiere.
La bici fue su primera gran afición deportiva. «Mi padre y mi hermano me inculcaron su pasión por el ciclismo, pero llegado el momento, tuve que escoger entre seguir con ello o trabajar», indica el deportista norteño, que aunque nació en el País Vasco -comunidad autónoma en la que se estableció su familia tras el cierre de las minas- y pasó parte de su adolescencia y juventud en Aguilar, siempre se ha sentido barruelano hasta la médula. 


«Como dice mi mujer, somos gente bruta, pero con corazón», comenta entre risas, al tiempo que reconoce que no hay competición en la que no haga gala de sus orígenes. Y es que, después de aparcar la bicicleta, Chechu Gómez Calleja se centró en las carreras. «Empecé con el asfalto. Fiché por un equipo de Cantabria y rápidamente empezaron a llegar los resultados, pero lo cierto es que esta disciplina nunca me acabó de llenar, por eso me pasé a las carreras por montaña», explica el atleta norteño.


«Cada día descubro algo nuevo, lo necesito, es mi vía de escape» continúa Gómez Calleja que, entre otras cosas, es el impulsor del reto 3KV, o lo que es lo mismo, la ascensión a los tres picos más altos de la Montaña Palentina (Infierno, Curavacas y Espigüete) en un solo día. «Mi intención con este desafío que completé hace un par de años fue promocionar los valores de la zona, que son muchos aunque no sepamos explotarlos bien», asegura el atleta barruelano.


En este sentido, José Javier Gómez se lamenta de la situación en la que está quedando el medio rural palentino. «Me gustaría que mis hijos tuvieran lo oportunidad de quedarse en el pueblo si así lo quieren y para eso es necesario mantener los servicios y dar a conocer la Montaña Palentina», apunta.


Asimismo, el atleta que da nombre al polideportivo de Barruelo de Santullán desde hace algo más de medio año reconoce que compaginar afición y trabajo es complicado, pero compensa. «Lo verdaderamente importante es el camino y saber que el cuerpo siempre puede ir allí donde la mente le lleve», señala el actual seleccionador del Kilómetro Vertical de Cantabria, que en unos días tratará de revalidar su título de campeón del mundo de raquetas de nieve.


El evento tendrá lugar en Japón y esta vez, más que nunca, Gómez Calleja tiene una buena razón para hacerse con el primer puesto: dedicarle la victoria a su madre, fallecida hace tan solo unos días. «Como siempre, me acompañará el escudo de mi pueblo», concluye el deportista montañés, que para viajar hasta el país nipón cuenta con el apoyo de la Diputación y los Ayuntamientos de Barruelo y Brañosera. «Como siempre, mi objetivo será llevar el nombre de mi comarca a lo más alto», asevera finalmente.