scorecardresearch

"Pago a a 60 días y buzón anónimo, claves en el transporte"

J. Benito Iglesias
-

El presidente de la Asociación de Empresas de Transporte de Palencia (Aempatra), Óscar Baños, pide que se cumpla además la revisión obligatoria del precio del porte al subir el carburante y que la empresa contratante cargue y descargue la mercancía

"Pago a a 60 días y buzón anónimo, claves en el transporte" - Foto: Juan Mellado

El presidente de la Asociación de Empresas de Transporte de Palencia (Aempatra), Óscar Baños, a su vez vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales de Transporte por Carretera (Conetrans), integrada en la CETM y que tiene el 52% de representación de los transportistas, explica a Diario Palentino las necesidades más perentorias para mantener la actividad con garantías de futuro. Tras una huelga de casi tres semanas al dispararse el precio de los combustibles, considera que deben cumplirse todos los acuerdos  pactados por el Gobierno y la patronal a finales de 2021, recogidos en un real decreto que empezó  aplicarse en marzo, justo antes de la movilización. Además, aboga por hacer más atractivo un sector cuyo relevo generacional es muy escaso.

 

¿El incremento desbocado del combustible fue solo un detonante más para que muchos transportistas decidieran dejar parado el camión?

La verdad es que se juntó todo, pero el alza salvaje del precio del combustible precipitó la situación al producirse en unos márgenes salvajes y desproporcionados que no conocíamos, con 7-8 céntimos más por litro al día en febrero debido a la guerra en Ucrania. No obstante, los problemas estructurales para rentabilizar la actividad vienen de tiempo atrás. 

¿La convocatoria de la movilización, pese a que se percibió cierta división entre empresas de más tamaño y los camioneros autónomos, sirvió para poner en el foco los problemas del sector?

Cierto es que se paró casi sin control y que no estuvo muy organizado. Motivos había, pero yo sigo recordando que a final de 2021 el sector logró que se aprobara la ley de pago por los portes como mucho a 60 días, algo muy importante para tener liquidez cuando hasta ahora se abonaban las facturas a 90-120 días. Hay sanciones de 30.000 euros si las empresas son reincidentes, pero el problema es que esta ley de morosidad no se está cumpliendo. Nosotros debemos denunciarlo y la Administración inspeccionarlo. También se acordó con una moratoria de seis meses, que se empezó a aplicar en marzo, el compromiso de que los camioneros no  carguen ni descarguen mercancías y sean las empresas que contratan quienes lo hagan. Espero que al terminar el plazo convenido esto se cumpla a rajatabla, ya que en muchos casos aún nos toca a los camioneros realizar esta tarea.

¿Qué solución existe para que la Plataforma en Defensa del Transporte, erigida en principal convocante de la huelga, se considere como interlocutor válido ante el Gobierno?

La solución es fácil. El Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) se renueva cada cuatro años y todos podemos acceder a él por ley. No es algo abstracto y, al renovar el  comité en 2025, cualquier asociación interesada tiene que acreditar el número de vehículos a los que representa, cifra de asociados, licencias comunitarias, etc, y en función de ello te dan la correspondiente representación. Hablar de gran patronal no es del todo correcto, ya que yo soy vicepresidente nacional de Conetrans y tengo solo un camión, y este colectivo representa al 52%% de transportistas. También hay otras asociaciones grandes y pequeñas en el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) que negocian con el Gobierno. Yo no digo que la Plataforma no tenga representación y la prueba es que en Aempatra se dio libertad a los asociados para respaldar o no la huelga sin problema.

¿Ha dado tiempo a implementar aspectos ya acordados con el Gobierno para rentabilizar el sector?

La verdad es que no porque la huelga por los altos costes energéticos casi coincidió con el inicio de estas medidas. Está la ley de revisión de la subida del precio del combustible por parte de las empresas que contratan portes y algo clave, el buzón anónimo. Si se le da un buen uso y la Administración pone empeño en ello, los profesionales podrán denunciar lo que se consideran malas prácticas en carga y descarga, que no se revisen precios del porte al subir el carburante o incumplir la ley de pago a 60 días. También está el respeto a los tiempos de espera en carga y descarga, ya que legalmente son de una hora y hay empresas que  retrasan hasta seis a camioneros autónomos o conductores de empresas. Esto causa un grave problema de rentabilidad y acaba con la paciencia de cualquiera. El cauce de denuncia debe utilizarse y la Administración ponerse las pilas y actuar si es preciso.

¿Hay que superar esa imagen de que los transportistas, al tener capacidad de presión, pueden llegar a parar la actividad de un país?

Es cierto que se dispone del arma para parar todo, pero en esta ocasión, en lo que respecta a Castilla y León, en  los supermercados prácticamente había de todo, y tampoco se han producido problemas graves de coacciones de piquetes, salvo alguna excepción puntual. No estoy de acuerdo en los incidentes vistos por la televisión. El que quiera parar que lo haga, pero no se puede obligar a nadie a hacerlo, ni se pueden pinchar ruedas o tirar piedras a camiones en las carreteras porque eso es terrorismo, puedes causar daños humanos y provocar accidentes. Eso hay que perseguirlo.

¿La bonificación de 20 céntimos de euro por litro al repostar y las ayudas directas de 4 millones del Gobierno al sector dan tranquilidad?

En una situación puntual de subidas desbocadas no viene mal cuando hablamos de 4.000-5.000 litros de consumo mensual y es buena la ayuda directa por vehículo hasta junio, pero no te salva la vida. El problema es que el autónomo no tiene mucha capacidad de negociación y te imponen el precio del porte. Hay que lograr repercutir los gastos de alguna forma entre todas las partes implicadas en el sector del transporte.

¿El aumento de costes para salir a diario a la carretera puede dejar a muchos profesionales en casa?

Hay que dar una vuelta al sector para que sea más atractivo y crear un listado de buenas prácticas de empresas. Hay zonas de carga y descarga sin aseos o no te dejan usarlos y, si se atiende el buzón anónimo y el Gobierno interviene, se pueden cambiar algunas cosas. Evitar largas esperas al llegar a un punto de destino, limitar la subcontratación, precios adecuados y mejores condiciones laborales son aspectos que podemos solucionar entre todos.