scorecardresearch

Proyectan una papelera sobre los terrenos de la térmica

Rubén Abad
-

El presupuesto es de 42M€ y se crearían 14 puestos de trabajo directos. El Consistorio pide a Iberdrola que mantenga en pie las naves de la central para que puedan instalarse allí nuevas empresas al ser el único suelo industrial del municipio

Proyectan una papelera sobre los terrenos de la térmica - Foto: Luis López Araico

La reindustrialización de la comarca de Guardo ajena al carbón y a la producción energética es ya una realidad tras la voladura  hace ocho días de la torre de refrigeración de la central térmica de Velilla del Río Carrión.
Es en estos terrenos en los que se ha fijado una empresa del norte de España especializada en la gestión y valorización de residuos para levantar una papelera con una inversión que rondará los 42 millones de euros y que generará 14 puestos de empleo directos, según adelanta a este periódico la alcaldesa, Belinda Mencía.


La futura papelera, según esta misma información, contará con dos líneas de producción diferentes pero complementarias entre sí. La primera de ellas estará centrada en exclusiva en la producción de papel, mientras que la segunda estaría dedicada al montaje de bolsas recicladas.


La elección de los terrenos que ocupa la térmica desde el año 1964 no es casual. Según avanza Mencía en declaraciones a a Diario Palentino, la nueva empresa necesita de una gran cantidad de agua para ambas líneas productivas, y los terrenos en los que se levanta la central tienen una concesión importante de caudal procedente del río Carrión (sin olvidar el pantanillo). Esto hace de este lugar el «sitio perfecto para la compañía», señala la alcaldesa.


NAVES Y EDIFICIOS

La creación de la nueva factoría va en consonancia con la petición realizada a Iberdrola por parte del Ayuntamiento de Velilla de mantener las naves y edificios que conforman el complejo de la térmica. «Es fundamental para el desarrollo industrial del municipio», sentencia la regidora, quien afirma que la localidad se enfrenta a «un momento clave». «Nos jugamos mucho», insiste.


De alcanzar un acuerdo con la multinacional vasca sobre este punto, se facilitará la implantación allí de nuevas empresas y emprendedores al tiempo que se dota a las ya existentes de unos terrenos «idóneos» para desarrollar su actividad productiva. «Es clave para Velilla, porque carecemos de suelo industrial», subraya Mencía.


Además, esta reutilización de espacios industriales no es nueva en la vertiente occidental de la Montaña Palentina. Esta es la alternativa por la que apostó la vecina localidad de Guardo con las naves de la antigua fábrica de Explosivos, reconvertidos desde el cierre de la factoría en el PolígonoIndustrial de Explosivos, y los edificios anexos. En este último grupo se encuentra, por ejemplo, el viejo comedor de la plantilla, reconvertido ahora en albergue municipal.


Entre tanto, la empresa interesada en construir allí la papelera ha solicitado a Iberdrola, según fuentes consultadas, que la eléctrica vaya liberando espacios durante el proceso de desmantelamiento -estos trabajos se han completado ya al 35 por ciento- para poder desarrollar su proyecto. Al hilo del desmantelamiento, señalar que la energética aún no tiene una fecha cerrada para la demolición de la chimenea del Grupo II, aunque se baraja el primer semestre de 2022.


TRANSICIÓN JUSTA

El proyecto de la papelera velillense se ha puesto ya sobre la mesa de la Transición Justa, que pilota el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.


Además, según ha confirmado el Ayuntamiento de Velilla, se ha abordado el asunto también con la Junta de Castilla y León, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), al objeto de «reactivar» el tejido industrial de la localidad, expone la alcaldesa.
En paralelo, se buscará financiación vía subvenciones de la administración para que el proyecto sea una realidad. Dicha ayuda rondaría en el caso del Gobierno autonómico, según detalla Mencía, el 20 por ciento, que podría mejorarse a través de los fondos europeos.


FUNDICIÓN DE ALUMINIO

El de la papelera no es el único proyecto empresarial que ha puesto el foco en el municipio velillense para desarrollar su actividad económica.


A tenor de la información facilitada por el Consistorio norteño, también estaría interesada en asentarse allí una fundición de aluminio. Concretamente, el lugar elegido es el antiguo lavadero de carbón de Majadillas, propiedad de Unión Minera del Norte (Uminsa) y con cuyo propietario, Victorio Alonso, ya se habrían iniciado las conversaciones para una posible compra.

 

As Pontes hace acopio de carbón mientras Velilla entierra su pasado
«Impotencia» y «enfado» son las dos palabras que emplea  la alcaldesa de Velilla del Río Carrión, Belinda Mencía, para referirse a la reapertura de la central térmica de As Pontes, en La Coruña, mientras que en el municipio norteño se ha cerrado toda posibilidad de reactivar la planta tras la demolición de la torre de refrigeración la pasada semana. 


«Nos hubiera gustado haber mantenido algunos años más la térmica mientras se buscaban las alternativas», señala la regidora en declaraciones a este periódico. A renglón seguido, reconoce que estas decisiones dependen de las empresas y asegura que mientras Iberdrola ha decidido prescindir por completo del carbón para produccir electricad, Endesa (propiestaria de As Pontes) ha vuelto a apostar por el negro mineral.


Por otro lado, pide que los nuevos proyectos vinculados a la producción energética repercutan también, vía impuestos, en aquellos municipios donde se produce el enganche.