Crece la presión sobre un Iglesias desaparecido

Agencias
-

PP, Ciudadanos y Vox ven «muy grave» la imputación de Podemos y exigen la comparecencia del líder morado en el Congreso

Crece la presión sobre un Iglesias desaparecido - Foto: Chema Moya

El cerco político sobre el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, debido a la presunta caja b del partido cada vez es más asfixiante. La oposición lleva varios días exigiendo explicaciones al secretario general de la formación morada, pero su líder está desaparecido. Ayer, PP, Cs y Vox valoraron como «muy grave» la imputación de la cúpula financiera de Podemos, incluido su tesorero, por la presunta financiación irregular del partido, por lo que exigen que Iglesias comparezca en el Congreso de manera extraordinaria.
 Los populares solicitaron la convocatoria de la Diputación Permanente, el órgano rector de la Cámara en períodos inhábiles, para decidir sobre la comparecencia del vicepresidente segundo del Gobierno en un Pleno extraordinario este mismo mes. La formación de Pablo Casado quiere que Iglesias informe de cómo afectan al desempeño de su cargo en el Ejecutivo las actuaciones judiciales que se están llevando a cabo «sobre la presunta financiación ilegal de Podemos, la formación política de la que es secretario general, y que ha sido imputada como persona jurídica».
El grupo popular cuenta con la quinta parte de los miembros de la Diputación Permanente cuya firma es necesaria para que esta se convoque, pero otra cuestión será lo que se decida en la reunión de este órgano sobre su petición para que el líder morado dé explicaciones en el Hemiciclo, para lo que se necesita una mayoría de votos.
Además, paralelamente, el PP presentó junto con Ciudadanos otra petición de comparecencia de Iglesias sobre el mismo asunto este mes, pero en la Comisión de Calidad Democrática de la Congreso y no en Pleno, otra de las solicitudes que deberá debatir la Diputación. La formación naranja instó el pasado miércoles al PP a sumarse a  este última petición, ya que la formación de Inés Arrimadas no cuenta con los diputados suficientes como para pedir la convocatoria de una reunión de la Diputación Permanente. Ciudadanos se encontró con la respuesta afirmativa de Génova que, a su vez, exigió también el Pleno extraordinario.
Y es que, desde que se destapó el caso sobre la presunta financiación irregular de Podemos, y sobre todo a raíz de la imputación del partido, los populares han exigido la dimisión o el cese de Iglesias como vicepresidente.

 

Una defensa con ataque

Mientras, desde Podemos, su secretario de Organización, Alberto Rodríguez, consideró que hay que tener «poca vergüenza» para hablar de una caja b en la formación morada porque, según defendió, se trata de una «caja S, de solidaridad» a la que va el dinero que donan los diputados de su salario, y animó a los jueces a que investiguen las cuentas de Podemos a ver «si encuentran algún sobresueldo o alguna aportación».
Para Rodríguez, la causa judicial relacionada con su partido busca que «no se hable de la Monarquía» y de la marcha de Juan Carlos I, «que tenía millones y millones que no declaraba mientras se hacían recortes brutales en España».