scorecardresearch

La pensión media más alta de Palencia es la de Mudá con 1.416€

César Ceinos
-

Las jubilaciones de los mineros sitúan a seis entidades locales de la Montaña Palentina entre los diez municipios con los promedios más elevados de toda la provincia

Las pensiones contributivas por jubilación son las más habituales en la provincia de Palencia. - Foto: EUGENIO GUTIÉRREZ MARTÍNEZ

Palencia es una tierra de contrastes y no solo por sus paisajes. También se notan las diferencias en los bolsillos. La cuantía media mensual de las pensiones contributivas que reciben en Mudá, en la Montaña Palentina, asciende a 1.416,37 euros. Es el municipio de la provincia con el dato más alto, según la última información trimestral publicada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en su página web. En el lado opuesto de la balanza aparece Villodre. El promedio en este pequeño pueblo cercano a Astudillo solo llega a los 568,36 euros. Es decir, prácticamente 2,5 veces menos que la registrada en Mudá.

La media provincial es de 1.116,42 euros, aunque existen grandes disparidades entre los municipios. Lo más llamativo es que en algunos casos no hace falta recorrer muchos kilómetros para hallarlas. Se podría viajar entre ambos lugares dando un paseo en bicicleta o, incluso, andando. Por poner un ejemplo, un velillense percibe una pensión media de 1.293,16 euros, mientras que uno de Triollo, cuyo término municipal linda con el de Velilla del RíoCarrión, en las mismas circunstancias únicamente cobra 724,53 euros.

Por comarcas, la zona norte de la provincia es la que acumula más ayuntamientos con las pensiones medias  altas. A Mudá, que encabeza la lista, le siguen Guardo con 1.389,40 euros y Villalba de Guardo con 1.366,14 euros. Son, respectivamente, el segundo y tercer municipio con la cifra más elevada. En la quinta plaza aparece San Cebrián de Mudá con 1.317,86 euros; en la séptima, Mantinos con 1.306,94 euros y en la octava, Velilla. Desde la Montaña achacan estas cantidades a las minas ya cerradas, según reconocen algunos de los alcaldes del territorio. 

Desde San Cebrián de Mudá explican que prácticamente «el 90% de las pensiones del municipio son de antiguos mineros y de sus viudas» y el regidor guardense, Juan Jesús Blanco, comenta que en la entidad local que preside viven en la actualidad muchas personas que se ganaron la vida explotando el rico subsuelo palentino. «En la minería se cotizaba diferente y la pensión es más alta», añade. De hecho, este no es un fenómeno que se dé solo en esos ayuntamientos. Lugares con pasado ligado al carbón como Santibáñez de la Peña con 1.261,81 euros, Castrejón de la Peña con 1.119,91 euros, Barruelo de Santullán, con 1.114,57 euros o Brañosera, con 1.091,56 euros también aparecen en la parte noble de este análisis.

El primer municipio sin historia minera a sus espaldas en este ranking es Abarca de Campos. La pensión media en este punto de la provincia es de 1.345,74 euros, la cuarta más alta. Dos puestos por debajo, en el sexto, aparece Villalobón con 1.313,99 euros. Completan la decena de cabeza los Ayuntamientos de Venta de Baños (noveno) con 1.264,79 euros y Amayuelas de Arriba (décimo) con 1.262,32 euros.

1.000 EUROS. Las pensiones medias de 32 municipios de la provincia palentina son superiores a 1.000 euros, la cifra que marca en la actualidad el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Son, además de los citados con anterioridad, Villamuriel de Cerrato, Palencia (1.212,73 euros), Grijota,Villahán, Tariego de Cerrato, Husillos, Hontoria de Cerrato, Dueñas, Salinas de Pisuerga, Magaz de Pisuerga, Arconada, Aguilar de Campoo, Marcilla de Campos,Cervera de Pisuerga, Manquillos,Villamartín de Campos,Monzón de Campos y Fuentes de Valdepero.

Por debajo de las cuatro cifras aparecen entidades locales de un tamaño medio como Baltanás (963,05 euros), Villada (953,43 euros), Osorno la Mayor (952,01 euros), Carrión de los Condes (930,93 euros), Saldaña (927,59 euros), Astudillo (904,20 euros), Herrera de Pisuerga (893,99 euros) y Paredes de Nava (850,87 euros). 

Se trata, en todos los casos, de la cifra que recibe el titular de una pensión al mes sin tener en cuenta las pagas extraordinarias ni el dinero a mayores que abona el Estado por la desviación del IPC. Además, en el promedio se incluyen todas las pensiones contributivas, tanto la de jubilación como de incapacidad permanente y aquellas relacionadas con un fallecimiento (viudedad y orfandad).

LAS CIFRAS MÁS BAJAS. Junto a Villodre aparecen entre los municipios con la pensión media más baja Boada de Campos (573,14 euros), Polentinos (600,77 euros),Requena de Campos (629,72 euros), Villabasta de Valdavia (650,50 euros) y Cubillas de Cerrato (653,80 euros). 

El departamento encabezado por José Luis Escrivá ofrece información pormenorizada de 188 municipios palentinos. Únicamente omite los datos de tres ayuntamientos: Baquerín de Campos, Cardeñosa de Volpejera y Villarmentero. Lo  hace «para evitar la identificación indirecta de sus titulares», puesto que la cifra de pensiones en estos lugares es inferior a cinco, el mismo número que el registrado en Villodre.

El Estado destina más de 47 millones para pagar las pensiones de la provincia

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones desembolsó más de 47,24 millones de euros para pagar las 42.314 pensiones de la provincia en el mes de abril. En la capital, como era de esperar dada su población, es donde más dinero dejó el Estado. Concretamente destinó 24,18 millones de euros, algo más de la mitad del montante total, que repartió entre 19.941 pensiones.

2,8 millones de euros fueron a parar a Guardo y 2,2 millones de euros a Aguilar de Campoo, aunque la cifra de pagas es superior en la villa galletera (2.156) que en la guardense (2.030). Por su parte, con 1,8 millones de euros se cubrieron los 1.463 subsidios de Venta de Baños y, con 1,4 millones de euros, los 1.136 de Villamuriel de Cerrato. Desde el gabinete de prensa del Ministerio dejan claro que se trata de pensiones y no de pensionistas por municipio, por lo que no es posible hacer una equivalencia exacta entre número de personas que tienen derecho a una paga mensual y la cifra de pensiones que ingresa la Seguridad Social. Una persona puede cobrar por dos conceptos: jubilación y viudedad.

En el resto de municipios de la provincia, el dinero inyectado no sobrepasó el millón de euros. A Cervera de Pisuerga llegaron unos 753.000 euros a través de 725 pensiones; a Dueñas, 740.000 euros (670); a Saldaña, 694.000 euros (749); a Velilla del RíoCarrión, 540.000 euros (418); a Herrera, 533.000 euros (597); a Carrión, 512.000 euros (551); a Barruelo, 507.000 euros (455); a Santibáñez, 487.000 euros (386) y a Paredes de Nava, 400.000 euros (471). 

El menor desembolso se produjo en Boada de Campos y en Villodre. La suma total en cada municipio no alcanzó los 5.000 euros. Las seis pensiones del primer ayuntamiento sumaron solo 3.438,85 euros y las cinco del segundo, 2.841,78.