scorecardresearch

Armisén aboga por un desarrollo rural más sostenible

Rubén Abad
-

INCLUYE VÍDEO | El día de la Provincia sirve para homenajear a los agricultores y ganaderos, representados por las opas, y a los alcaldes por su trabajo durante la pandemia. Recuerdo especial para sanitarios y víctimas del Covid

Palencia se vistió ayer con las mejores galas para celebrar en la plaza de toros de Campos Góticos un Día de la Provincia de «transición» entre las grandes galas de años anteriores y la cancelación absoluta de los actos el pasado año por la pandemia. Un acto institucional que se centró en el trabajo de los profesionales de la agricultura y la ganadería y en los alcaldes del medio rural -en muchas localidades, los ediles compaginan ambas facetas- durante la crisis sanitaria de la Covid-19, a los que pudimos ver a lomos de sus tractores desinfectando las calles de sus pueblos durante los meses más duros. Por este motivo, esta edición sirvió para reconocer a «todas y cada una» de las personas que trabajan el campo y agradecer el «esfuerzo, profesionalidad y dedicación» de los ganaderos y agricultores palentinos, así como para reivindicar su «papel indispensable» que, según resaltó la presidenta de la institución, Ángeles Armisén, «debe protegerse con el apoyo de toda la sociedad».


Una fiesta de exaltación de los valores palentinos en una provincia que no se entiende ni dentro ni fuera de sus fronteras sin el sector agropecuario, vinculado a una tierra históricamente ligada al  trabajo en el campo. Agricultores y ganaderos a los que Armisén agradeció en esta trigésimo sexta edición su trabajo, en estos tiempos  difíciles que nos toca vivir y siembre. «Gracias a ellos nuestras despensas, mesas,  cocinas y comedores han contado con los alimentos que necesitamos cada día para la subsistencia», recalcó, para añadir, a renglón seguido, que «el sector agropecuario, junto con el sistema del transporte y la distribución, nos ha mostrado más que nunca su importancia, su carácter básico, esencial e indispensable».


Un reconocimiento institucional que se personificó en las cuatro organizaciones agrarias con representación en la provincia: Asaja, UPA, COAG y UCCL, cuyos responsables recogieron un diploma conmemorativo. «Sin agricultura y ganadería no hay pueblos vivos», defendieron las opas, que definieron al campo como la «columna vertebral de la economía de los pueblo»,donde son «capaces» de crear nuevos empleos.

Armisén aboga por un desarrollo rural más sostenibleArmisén aboga por un desarrollo rural más sostenible - Foto: Óscar Navarro


Por eso, aseguraron que el sector primario se ha demostrado «imprescindible» para la sociedad, y reconocieron que su futuro «pasa por los jóvenes». Un relevo generacional que luchan por conseguir a diario opas y organismos como la Diputación, volcada en el futuro de los pueblos.


Recordó Armisén en su discurso al escritor, periodista, cronista oficial de Palencia, académico de la Institución Tello Téllez y exdirector de esta casa, Diario Palentino, Antonio Álamo Salazar (en unos días se cumple el centenario de su nacimiento), y su acérrima defensa de Palencia en su conjunto y de la provincia en particular. 


Así, reconoció que esta tierra «no se comprende» sin ese factor del campo, de lo rural, la agricultura y la ganadería, el pastoreo, el cultivo del chopo en las riberas, la caza o la micología. «Todas ellas son facetas de la idiosincrasia de la provincia, algunas últimamente atacadas, acaso por puro desconocimiento», aseveró Armisén.

Armisén aboga por un desarrollo rural más sostenibleArmisén aboga por un desarrollo rural más sostenible - Foto: Óscar Navarro


En ese reconocimiento de la presidenta de la institución provincial al campo y sus gentes, que coincidió con la celebración internacional del Día de la Mujer Rural, tuvo unas palabras especiales para las féminas que habitan en los pueblos. Mujeres de las que destacó su «valía, capacidad, inteligencia y eficacia», al contrario de lo que ocurría en tiempos pretéritos como los de Santa Teresa de Jesús, a la que recordó también Armisén. «Hoy las mujeres palentinas, especialmente las del medio rural, son agricultoras y ganaderas, empresarias, comerciantes, industriales, hosteleras, empleadas, alcaldesas y concejalas, madres, esposas y cuidadoras de sus familiares»,  apuntó. «Son -continuó- personas esenciales para la vida de la provincia».


Precisamente para visibilizar este apoyo de la Diputación, el ayuntamiento de los ayuntamientos, el de todos los palentinos, la imagen promocional elegida para este Día de la Provincia la protagonizó el campo en diferentes tonos ocres y verdes que trasladaron desde la capital a las distintas comarcas de la provincia, desde la Montaña Palentina hasta Tierra de Campos y desde Vega-Valdavia la Cerrato. 


ALCALDES RURALES

Armisén aboga por un desarrollo rural más sostenibleArmisén aboga por un desarrollo rural más sostenible - Foto: Óscar Navarro

La presidenta reivindicó el trabajo diario que realizan los alcaldes desde sus respectivos ayuntamientos, la administración más cercana al ciudadano, la que siempre está ahí para resolver sus problemas y dar respuesta a sus demandas. «Vosotros [dirigiéndose a los alcaldes allí presentes] sabéis perfectamente cuáles son esas peculiaridades del mundo rural», afirmó instantes antes de agradecer y reconocer su labor y la de los concejales que les acompañan en cada una de las 191 corporaciones municipales repartidas por la provincia.


Insistió Armisén en una «perspectiva rural» en «toda» la legislación, analizar el mundo con las «gafas del medio rural». En ese sentido, apeló a todos los allí presentes a aprovechar y promocionar las potencialidades de una provincia que practica la slow life (desaceleración del actual ritmo de vida), lo que puede convertirse en una gran baza para Palencia en la España postpandemia.


En suma, la presidenta instó a alcaldes y concejales a promover la imagen pública de un medio rural «vivo». Un entorno que, según manifestó, «no es un territorio solo para visitar» y disfrutar en un puente o en unas vacaciones, que también, sino que se debe presentar a los pueblos como «lugares para vivir, para trabajar o para formar una familia». A modo de ejemplo esperanzador, recordó que por primera vez en lo que va de siglo, la población de la Montaña Palentina no solo se ha mantenido, sino que incluso creció ligeramente; un dato «positivo y alentador» como posible punto de inflexión. Dicho un modo más claro, Armisén pidió «dejar de alimentar» la leyenda negra de una España vacía y vaciada, principalmente por «respeto» a quienes viven en un pueblo y han elegido el medio rural para desarrollar su proyecto vital.

Armisén aboga por un desarrollo rural más sostenibleArmisén aboga por un desarrollo rural más sostenible - Foto: Óscar Navarro


VÍCTIMAS DEL COVID

En el primer Día de la Provincia desde la declaración de la emergencia sanitaria también se tuvo un recuerdo especial para las víctimas del Covid, que «siempre» permanecerán en la memoria, comentó la presidenta, quien tuvo también palabras de aliento para quienes en estos meses han perdido a un familiar, un amigo o un allegado a causa de esta «grave» epidemia mundial. Así, la presidenta de la administración provincial hizo extensivo el reconocimiento al sector primario y a los alcaldes, a los profesionales sanitarios ya los cuidados personales, que se han dejado la piel en este año y medio de pandemia. 


«Sin ellos, sin su esfuerzo superior, a veces rozando lo heroico, con riesgo de la propia vida, sin mirar el reloj, no podríamos celebrar hoy este Día de la Provincia especial, que simboliza la paulatina recuperación de la normalidad que felizmente vamos notando», concluyó Armisén en un discurso muy del gusto de los presentes, que respondieron con un sonoro aplauso.