scorecardresearch

55 millones de euros para la modernización de regadíos

ICAL
-

La Junta, Seiasa y las comunidades de regantes de Las Vegas de Saldaña, Carrión, Villamoronta y Canal del Pisuerga firman en Saldaña tres convenios que afectarán a 4.681 hectáreas

Imagen del convenio firmado ayer en la localidad de Saldaña.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) y las comunidades de regantes de Las Vegas de Saldaña, Carrión y Villamoronta; Canal del Pisuerga; y Palenzuela y Quintana del Puente, que afectan a las provincias de Palencia y Burgos, firmaron ayer tres convenios para la modernización de dichos regadíos, con una inversión de 55,7 millones de euros, que beneficiarán a cerca de 1.700 agricultores y 4.681 hectáreas.

Dicha colaboración, que se plasmó en Saldaña, recaerá en un 50 por ciento del montante total en Seiasa, mientras que el 26 por ciento será sufragado por la Junta y el 24 por ciento restante en las propias comunidades de regantes.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, puso en valor que estas actuaciones permitirán «reducir el coste del riego por aspersión en un 35 por ciento, utilizar un 20 por ciento menos de agua y aumentar en un 30 por ciento el valor agregado bruto de cada hectárea». «Nos permite garantizar el futuro de nuestro campo ya que en las zonas modernizadas la incorporación de jóvenes al sector es un 8% superior», añadió.

«Con esta ejecución se consigue, en poco más de dos años, cumplir el 77,3 por ciento del compromiso de legislatura en materia de regadíos», señaló Carnero, quien puntualizó que con estas actuaciones «ya se habrán iniciado procesos de ejecución de obras de este tipo en 23.586 hectáreas, de las 30.000 anunciadas en 2019».

Por su parte, el presidente de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), Francisco Rodríguez, afirmó a la Agencia Ical que en estas zonas hay un conjunto de agricultores que quieren seguir ejerciendo su actividad, por lo que desean avanzar y mejorar, algo que se va a ver acrecentado con dicha actuación en los regadíos».

COLABORACIÓN. «Y es que, la mayor actividad económica en las zonas rurales posibilita mayor población asentada, así como el aumento de jóvenes en los municipios de interior, por lo que la modernización de los regadíos supondrá un aumento de la actividad económica», aclaró. Todo ello gracias a una colaboración perfecta entre el Gobierno autonómico y el Ejecutivo nacional, quienes ambos poseen un interés por este sector y el medio rural, con el fin de crear un buen modelo que combine el aspecto económico y social. 

En la Comunidad de Regantes de Las Vegas de Saldaña, Carrión y Villamoronta, encabezada por su presidente, Martín Lorenzo, se van a realizar las obras de modernización y consolidación de los regadíos en el sector I. Con esta primera fase se inicia la modernización de 1.706 hectáreas de esta zona que tiene una superficie total de 12.000 hectáreas. Las obras de las que se van a beneficiar 407 agricultores, consisten en la transformación del riego por gravedad (ahorro energético) en riego por aspersión a la demanda y se van a destinar a ellas 17,9 millones de euros. En la Comunidad de Regantes del Canal de Pisuerga, con su presidente Luis Alberto Nebreda, se va a actuar sobre el resto de los sectores que quedan por modernizar. En esta zona se han modernizado ya casi 7.000 hectáreas, en cinco sectores.

 

PLANIFICACIÓN. En la actualidad se está planificando la modernización de otras 2.827 hectáreas que ya tienen suscritos los convenios. Con la inversión de 22,9 millones de euros prevista en el convenio firmado ayer se completará la modernización de las 11.512 hectáreas. Las obras de modernización y consolidación consisten en la transformación del riego por gravedad en riego por aspersión a la demanda y van a beneficiar a 1.016 propietarios. Por último, en el convenio suscrito con la Comunidad de Regantes de Palenzuela y Quintana del Puente, con su presidente José María Antolín, se van a invertir 14,9 millones de euros para modernizar 1.200 hectáreas. Estas obras, de las que se van a beneficiar 267 propietarios, también consisten en la transformación del riego por gravedad en riego por aspersión a la demanda.

No obstante, el consejero de Agricultura subrayó que para que los procesos de modernización avancen es necesaria «la máxima colaboración del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico». Desde la Consejería se entiende que al tratarse de modernizaciones donde el impacto sobre el medioambiente «es muy favorable», con el ahorro de agua, eliminación de barreras físicas, reducción de contaminación difusa y mejora del paisaje, las tramitaciones ambientales deberían «ser ágiles y simplificadas por parte del Ministerio».  «Sin esta celeridad los inicios de las obras se retrasan notablemente, hasta el punto de que no resulta previsible planificar el comienzo de las obras», recalcó a Ical. Además, demandó al Gobierno central el incremento de la regulación en la Cuenca del Duero. 

«Es especialmente relevante solucionar la regulación del Carrión para que, de una forma definitiva, sea posible atender con garantías las demandas existentes. Hablamos de la ejecución de las presas en el arroyo de La Cueza», recordó a la vez que indicó que esta actuación está acumulando retrasos ya que estaba contemplada en el actual Plan Hidrológico (2016-2021) sin que haya comenzado.