Castro, Urbaser y FCC pugnan por la recogida del cartón

CARLOS H. SANZ
-

Tres empresas optan al pliego municipal valorado en casi un millón de euros por cuatro años

Castro, Urbaser y FCC pugnan por la recogida del cartón - Foto: DP PROVINCIA MR

Tres empresas optan al contrato de recogida selectiva de cartón en la capital. Una palentina, Contenedores Castro; otra nacional pero ya implantada en la ciudad, Urbaser; y un grupo empresarial de sobra conocido Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). La  mesa de contratación del Ayuntamiento abrió este lunes el primer sobre y se dispone ya a estudiar las tres ofertas presentadas antes de proceder a la apertura del segundo sobre, en el que constan las propuestas económicas.
El Ayuntamiento  licitó a mediados del pasado mes de febrero este contrato por 959.823,92 euros, que  es la cantidad que el Ayuntamiento está dispuesto a pagar a la empresa que se haga cargo del servicio de recogida y transporte de papel y cartón, el que se deposita en los 350 contenedores azules que hay repartidos a lo largo y ancho de la ciudad.
El Ayuntamiento ofrece la prestación de este servicio durante cuatro anualidades, por las que está dispuesto a pagar 179.966,98 euros este año, 239.955,98 en 2021, 2022 y 2023; y 59.988,99 euros para los primeros meses de 2024. En total, 959.823,92 euros, IVA incluido, y sin posibilidad de prórrogas.
Los principales criterios que seguirá el Ayuntamiento a la hora de adjudicar este contrato serán dos. Por una parte, los objetivos, en función de la oferta económica, la capacidad de refuerzo del servicio tanto en medios humanos como materiales; y de la mayor cantidad de toneladas recogidas de los contenedores azules.
Y, a continuación, repartirá otros 45 puntos según el planteamiento del servicio en cuestiones como rutas y trabajos a desarrollar; los medios materiales técnicos que utilizará la empresa para la puesta en marcha del servicio y el control tecnológico de este, valorando la existencia de una aplicación web y diversas herramientas informáticas que permitan el control de la ejecución del contrato.
caída de precios. Para diseñar esta oferta, la concejalía de Medio Ambiente tuvo en cuenta la evolución del precio de papel para reciclar desde diciembre de 2015, el cual ha padecido una constante caída desde que en verano de 2017 alcanzó su precio máximo en casi 140 euros por tonelada. Desde marzo de 2018, el precio bajó a 40 euros por tonelada y en febrero de 2019 comenzó un leve descenso hasta bajar por debajo de los 10 euros en noviembre pasado, el más bajo en mucho tiempo. 
Esta situación sumió al servicio en una crisis que ha generado en el Consistorio un auténtico quebradero de cabeza desde que el pasado 1 de diciembre se hiciese efectiva la renuncia de la anterior adjudicataria, Gerepal Alipio Antolín,  lo que llenó la ciudad de papeles y cartones durante la segunda semana de diciembre ante la falta de previsión del equipo de Gobierno de solventar el problema.
La solución fue contratar la recogida con Contenedores Castro por 23.000 euros al mes, un acuerdo que el PSOE consideró que no se ajustaba a la Ley de Contratos Públicos y llevó a la Fiscalía.
Más allá de estos problemas, el Ayuntamiento ha asumido que el anterior modelo de gestión de la recogida y transporte del papel y cartón de los 350 contenedores azules que hay repartidos en la ciudad, muy económico para las arcas municipales, ya no es viable. Gerepal cobraba 6.100 euros (más IVA) al año e ingresaba los beneficios del reciclaje de toneladas y toneladas de este material. Según los cálculos del Ayuntamiento, el contrato estaba valorado en 222.444,8 euros. Ahora, costará cuatro veces más, porque mientras que en el anterior contrato el coste de la prestación del servicio se venía sufragando con la venta del papel y el cartón recogidos, sin que el Ayuntamiento tuviera que desembolsar cantidad económica alguna, ahora toca a las arcas municipales desembolsar una importante cantidad.