scorecardresearch

El descanso del guerrero

Alberto Moreno
-

El descanso del guerrero - Foto: alvaro de la rosa

Tras la intensa serie eliminatoria frente al Lérida, tocó ayer una jornada de relax, el descanso del guerrero antes de abordar una nueva batalla deportiva, más complicada si cabe aún por el potencial del enemigo, el Lucéntum Alicante, tercero en la liga regular y, posiblemente, el equipo más en forma en la actualidad, amén de que en esta temporada le ha ganado los tres partidos a los morados: en pretemporada en la capital palentina y en los dos ligueros.

Para la jornada de ayer estaba previsto un entrenamiento suave de relajación en el Pabellón Marta Domínguez Azpeleta. Pero tan cansado quedó el equipo tras el esfuerzo realizado ante los ilderdenses que se anuló, dejando la tarde libre a los jugadores. La que no se suspendió fue la sesión matinal, de sauna en las instalaciones de La Balastera. Un baño tan necesario como agradecido para cargarse de energías.

Sin tiempo para digerir el éxito de la eliminatoria de cuartos de final de la fase de ascenso, la plantilla morada parte a las nueve y cuarto de la mañana de hoy hacia tierras alicantinas, donde tiene previsto entrenar por la tarde en el escenario en el que se desarrollará el encuentro, el Centro de Tecnificación, con capacidad para 5.100 espectadores. Lo volverá a hacer el viernes por la mañana, para a las 21 horas jugar el primer encuentro de la serie. El segundo se desarrollará en ese mismo escenario el domingo.

Tras estos dos encuentros en tierras alicantinas, la eliminatoria se traslada a Palencia, donde, dependiendo de los resultados, se jugaría uno o dos partidos. El 17 de mayo Palencia y Alicante se medirán en el Pabellón Marta Domínguez Azpeleta. Ese mismo día, a las 21,30 horas, se disputa la final de la Copa del Rey de fútbol entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid, encuentro que será televisado. La directiva posiblemente no cambie el horario habitual de las 21 horas.

Lucéntum Alicante descendió la pasada temporada de la ACB. pero no por motivos deportivos, al contrario. De hecho se clasificó para los play-offs por el título y la Copa del Rey. Sin embargo, se vio obligado a renunciar a jugar esta temporada en la máxima categoría del baloncesto español por no poder cubrir el presupuesto aprobado en la asamblea general de accionistas. Este paso por la LEB-Oro lo consideran transitorio.