135.700 palentinos esperan la aprobación para pasar a fase 1

Rubén Abad
-

La provincia encadena dos días consecutivos con once nuevos casos y se aproxima al millar de positivos por PCR. La ZBS de Torquemada promociona al siguiente nivel de la desescalada

135.700 palentinos esperan la aprobación para pasar a fase 1

El camino hacia la nueva normalidad se ha convertido en una carrera de obstáculos en la que provincias y regiones se disputan el honor de ser los primeros en cruzar la línea de meta. En Palencia, donde dieciséis de sus veinte (dieciséis rurales y cuatro urbanas) Zonas Básicas de Salud (ZBS)permanecen en la fase 0, capital incluida, 135.694 habitantes, el 84,44 por ciento de los 160.701 totales, esperan recibir hoy el visto bueno del Ministerio de Sanidad para avanzar en la ansiada desescalada. Un cambio de fase muy demandado por el conjunto de la sociedad, especialmente por el gremio de la hostelería, con 160 solicitudes de terrazas cursadas solo en la capital.
Se igualarían así a los palentinos de las ZBS de Guardo, Cervera de Pisuerga, Paredes de Nava y Villamuriel de Cerrato, no así a los de Torquemada, que podría tomar la delantera y ser la primera de la provincia en promocionar a la fase 2. Si lo consiguen, sus 2.393 vecinos repartidos por una decena de municipios verán cómo se amplía el aforo de las iglesias al 50% y el de las tiendas al 40%, además de que abrirán las que tienen más de 400 metros cuadrados. 
Están permitidas las reuniones de hasta 15 personas y los bares y restaurantes podrán servir comida en sus locales, con un máximo del 40% del aforo y manteniendo la distancia de dos metros. Los entierros podrán celebrarse con hasta 25 personas y los velatorios con 25 personas al aire libre y con 15 en espacios cerrados.
También volverán las bodas, siempre y cuando no se supera la mitad del aforo y con un máximo de cien invitados al aire libre o de 50 en el caso de espacios cerrados. Asimismo, estarán permitidas las visitas a viviendas tuteladas y centros de personas con discapacidad. Por último, se podrán a realizar actividades de turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta 20 personas y abrirán los centros comerciales, cines y teatros con aforo limitado, pero para eso aún habrá que esperar.
VUELVEN LOS MERCADOS

Una muestra más de ese camino hacia la nueva normalidad es la apertura de los mercadillos semanales, que han limitado su aforo al 25 por ciento y dan prioridad absoluta a los productos de alimentación.
Así, los puestos regresaron ayer, tras dos meses de ausencia, a Cervera de Pisuerga, donde se celebró el primero de la provincia, extremando las medidas de seguridad. Hoy será el turno del de Guardo, limitado a tan solo unos 40 puestos, y mañana le tocará el turno a Paredes, que ha limitado la asistencia a tenderos de fruta y verdura de la ZBS.  Otras localidades que ya podían celebrarlos, como es el caso de Villamuriel, prefieren esperar unos días para minimizar el riesgo de nuevos contagios.
MÁQUINA PCR y MASCARILLAS

Según avanzó el delegado de la Junta, José Antonio Rubio, la Junta está a la espera de la instalación de una máquina para realizar pruebas PCRen el hospital Río Carrión, que tendrá una capacidad de realizar un millar de test diarios funcionando a pleno rendimiento. «Hay que ser prudentes, porque el virus sigue circulando. No podemos pensar que ya no hay peligro, hay que seguir haciendo un control exhaustivo y mantener  las medidas de protección», apuntó.
Por lo demás, ayer fue el primer día de uso obligatorio de mascarillas. Un elemento de protección al que los palentinos se han acostumbrado en las últimas semanas, aunque todavía había algunos que ayer hacían caso omiso de esta y otras normas, como demuestran los 17denunciados por la Policía Local.
En este contexto, la Diputación distribuye entre los 190 ayuntamiento del medio rural cerca de 25.000 mascarillas.