scorecardresearch

Otra buena entrada

Rubén Abad
-

La última corrida a pie de los sanantolines congregó en los tendidos a muchos aficionados que enmudecidos por unos segundos con el revolcón de El Juli. Todo quedó en un susto, ante el que la afición respondió con un caluroso aplauso

Otra buena entrada - Foto: Óscar Navarro

El revolcón de El Juli fue de lo poco que llamó la atención de los aficionados en los primeros minutos de una corrida que comenzó accidentada por ese inoportuno pisotón que obligó al madrileño a pasar por la enfermería. Manos a la cabeza ante el percance con uno de los toreros más queridos por los palentinos que, afortunadamente, solo quedó en un susto y que la buena entrada registrada de nuevo en Campos Góticos respondió con aplausos. 

Cuarta tarde de la feria con una temperatura bastante más fresca que en las anteriores (en torno a los 25ºC), aunque con un sol de justicia en los tendidos 3, 4 y 5. «Esto es un infierno», comentaba una pareja. En la sombra, el calor era el de los olés que se llevaron Perera y Talavante. En la barrera del 2 colgaban, dos banderas extremeñas. «Torería», exclamaba el público. «Bien puesta», gritaban las gradas ante sus acertados pases. Olés y aplausos para los dos de Badajoz.

Buenas actuaciones de los pacenses, de las que no se perdieron detalle desde el tendido 1 el alcalde de Roa de Duero, David Colinas, y su esposa, Mariví Velasco, dos habituales de los sanantolines. Desde esta localidad burgalesa se desplazaron también los ediles Jesús Pascual y Santiago Cob junto a sus mujeres, Marisol Izquierdo y Patricia Portillo.

No muy lejos de allí, en el número 8, ocupaban la barrera el delegado de la Junta, José Antonio Rubio, y la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén; así como la diputada nacional Milagros Marcos, el senador Jorge Domingo Martínez y el diputado Urbano Alonso. Por la barrera optó el ganadero de Torrealta, Borja Prado y su hija Pilar, y el también gandero guardense, este de Carne de Cervera, José María Quijano.

En el ámbito taurino, igualmente compareció Pedro Gutiérrez Moya, El Niño de la Capea, acompañado por su mujer, Carmen Lorenzo. En el capítulo empresarial, destacó la presencia de José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España, amén del bodeguero Luis Sanz (Bodega Dehesa de los Canónigos) y nuevo farmacéutico de Dueñas; el presidente de la Cámara de Comercio, Conrado Merino; Macario González, de Plásticos Magonsa; o la familia propietaria de Los cuatro hermanos, entre otros.

Repitió el presidente de las Cortes de Castilla y León, Carlos Pollán, que estuvo acompañado en esta ocasión por la portavoz de Vox en el Ayuntamiento de la capital, Sonia Lalanda. También de Vox, pero en el callejón, volvió a darse cita el consejero de Cultura, Gonzalo Santonja. Por su parte, en un discretísimo lugar se ubicó el hasta hace unas semanas senador del Partido Popular, Rodrigo Mediavilla. 

Los diputados provinciales Jorge Llanos, Miguel Abia, Amador Aparicio y José Antonio Obispo; la senadora Mariví Álvarez, el edil de Deportes, Víctor Torres; y el teniente de alcalde de Saldaña, Isaac de Prado,  no quisieron perderse la tercera de abono. 

Y así se llegó a la segunda tanda, en la que Don Julián gustó y se gustó. Público volcado con el madrileño  y silencio sepulcral durante la suerte de matar. Un silencio solo roto por unos merecidos aplausos para el segundo matador que en más ocasiones ha toreado en los 46 años de historia de la plaza.

Tuvieron el privilegio de ver de cerca su gran torería Antonio Abarquero y Luis Miguel Gómez, ganadores de Los toros desde el burladero con DP. Mismo espacio ocuparon la vicepresidenta segunda de la Diputación, María José de la Fuente; el diputado nacional Miguel Ángel Paniagua; y los diputados provinciales Carolina Valbuena (Cultura), Francisco Pérez (Turismo) y José Antonio Arija (Red Viaria). También los alcaldes  de Ampudia (José Luis Gil), Osorno (María Félix Dehesa), Astudillo (Luis Santos), Castromocho (Florencio Caballero); Quintanilla (Mayte Carmona), Grijota (Jesús Tapia), Boadilla del Camino (Carlos Saldaña) y Amayuelas (Basilio Tarrero); y el concejal capitalino Luis Miguel Cárcel (Hacienda).

Y acompañando desde el paseíllo y durante toda la corrida, la Banda de Música, que ayer hizo sonar con acierto El presidente, Primores, Ragón Falez y Maestro... ¡Música!.