scorecardresearch

La factura mensual en las comunidades de vecinos se dobla

J. Benito Iglesias
-

Los administradores de fincas de Palencia temen una subida de la morosidad a corto plazo si el conflicto bélico prosigue y genera un alto coste de la energía y otros productos

La factura mensual en las comunidades de vecinos se dobla - Foto: Reyes Martínez

El Colegio de Administradores de Fincas de Palencia calculó ayer que, desde finales del pasado año, la factura mensual de las comunidades de propietarios se ha duplicado al dispararse los precios, especialmente de la energía, junto a la adquisición de otros materiales o los contratos con proveedores.

«Se nota muchísimo dado que la subida de costes lleva una inercia grande y se ha agravado tras desencadenarse el conflicto bélico en Ucrania. Lo último facturado ha sido en febrero y el gasto de las comunidades se ha doblado y cuando llegue el de marzo será muy gordo», señaló a DP el presidente del Colegio de Administradores de Fincas, Antonio Landa.

«Está empezando a surgir una morosidad que no ha habido nunca, ya que se trata de vecinos que no abonan los recibos al no llegar con sus ingresos a final de mes. Todavía no se ha reaccionado, pero a medida que pasen unos meses algunas comunidades se pueden ir quedando sin fondos», indicó.

Debido a la pandemia, ahora se están empezando a celebrar juntas de vecinos y se teme una subida de la morosidad a corto plazo si el conflicto bélico prosigue y genera un alto coste de la energía y otros productos. «Se verán cuentas del inicio del año pasado donde había saldos positivos y un presupuesto anual justo, pero cuando hacia agosto haya vecinos que acumulan 3-4 meses sin pagar será complicado. El gasto energético supone el 60% de la cuota y con eso está dicho todo», añadió.

Según un estudio del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas (Cgcafee), el incremento del precio de la electricidad en las comunidades de propietarios, en los últimos 15 meses, ha sido del 120%. Es decir, en 2021 la subida con respecto 2020 fue de un 42%; y en 2022, con referencia a 2021, de un 77%, con el promedio de los tres primeros meses de 2022.

El precio del gasóleo de calefacción también ha experimentado una gran subida y en 2020 unos 15.000 litros de gasóleo tenían un coste de 7.850 euros; en 2021 se alcanzó los 9.300 y este año el importe es de 18.000.  Además, el alto precio del gas obliga a las comunidades a establecer derramas extraordinarias o a reducir el tiempo de servicios como la calefacción. 

Por ello, los administradores de fincas ven «muy urgente y necesario» que la administración  tome las medidas necesarias para afrontar este problema. Además, recomienda a las comunidades solicitar los Fondos Next Generation para realizar obras de rehabilitación y mejorar la eficiencia energética. «Esta será la mejor forma no para abaratar las facturas energéticas sino para construir entornos más saludables», aseguraron.