Pérez Ibáñez tilda al exdelegado territorial de "ineficaz"

DP
-

El exregidor de Velilla del Río Carrión critica que a Luis Domingo González se le «premiara» con el puesto de director general de Innovación Educativa · Tacha de «lamentable» la actitud del PSOE una vez conocida la sentencia del TSJCyL

El exdelegado territorial de la Junta, Luis Domingo González - Foto: Sara Muniosguren

El exregidor de Velilla del Río Carrión, Gonzalo Pérez Ibáñez, actual portavoz del PP en el Ayuntamiento norteño, acusó ayer mediante una nota pública al exdelegado territorial de la Junta, Luis Domingo González,  de haberle perjudicado con el proceso judicial por prevaricación a raíz de varios contratos laborales suscritos y por el que finalmente ha sido absuelto tras la ratificación del TSJCyL de la decisión adoptada por la Audiencia Provincial. «Aquí ha habido un único responsable, que algún día tendrá que dar explicaciones, porque el tema de fondo es personal y él lo sabe», asegura Pérez Ibáñez.
«El anterior delegado  territorial de la Junta -Luis Domingo González- es el responsable del daño ocasionado a mi familia, a mi persona y al Ayuntamiento de Velilla del Río Carrión, por las costas originadas con motivo del procedimiento judicial. Por cierto, el delegado más ineficaz que hemos tenido en esta provincia en muchos años, en la defensa de sus intereses y muy especialmente los de esta parte de la Montaña Palentina», añade. Además, Pérez Ibáñez mantiene que «es lamentable que se le premie con un puesto importante en la Junta como director general de Innovación Educativa. Es cuando menos insultante» y reitera: «Como lamentable es la actitud del PSOE  en el Ayuntamiento de Velilla del Río Carrión, con su alcaldesa al frente, que en tres ocasiones ha intentado conseguir en los Juzgados lo que es incapaz de conseguir en las urnas». «De juzgado de guardia es que se presenten como acusación particular, cuando han utilizado los mismos criterios de selección de personal que el anterior equipo de gobierno y con un nepotismo  en las contrataciones que es de vergüenza ajena».