scorecardresearch

El tráfico espera 175.000 vehículos esta Semana Santa

Carlos H. Sanz
-

La DGT pone en marcha un dispositivo especial para velar por la seguridad y fluidez de los conductores desde las 15 horas de hoy y hasta el lunes, día 18

La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá «todos los medios humanos y materiales a su alcance para que se respeten las normas». - Foto: Yolanda Lancha

La Dirección General de Tráfico prevé que de los aproximadamente 1,8 millones de desplazamientos de largo recorrido que se registrarán en Castilla y León con motivo de la Semana Santa, casi el 10%, unos 175.000, circulen por la red viaria de la provincia palentina. De esta forma, para velar por la seguridad y fluidez del tráfico ha preparado un dispositivo especial que comenzará a las 15 horas de hoy y finalizará a medianoche del lunes, día 18. 

La situación sanitaria ha permitido recuperar, prácticamente con total normalidad, la celebración de la Semana de Pasión, lo que además de devolver a la calle a cofrades y tallas, también se dejará sentir en la red viaria. 

Esos 175.000 desplazamientos previstos para estos días en la provincia, como siempre con especial incidencia en las tres autovías que cruzan la cruzan -la A-62 (Burgos-Portugal), la A-231 (Burgos-León) y la A-67 hacia Cantabria y Santander-, son prácticamente los mismos que los registrados en 2019, antes de que el coronavirus irrumpiera en el mundo, es decir186.000. 

De hecho, son incluso más que los esperados por la DGT el año anterior, cuando los cálculos cifraron en 135.000 el número de desplazamientos en la provincia.

Para facilitar su protección, la DGT ha dividido en dos fases esta operación de tráfico. La primera fase comienza a las 15 horas de hoy y finalizará a las 24 horas del domingo. En esta primera fase, en Castilla y León se prevén 462.000 desplazamientos, y 45.000 de ellos lo harán en la provincia. 

La segunda fase, más importante que la anterior por volumen de desplazamientos de vehículos a lo largo de toda la red viaria, comenzará el miércoles, 13 de abril, y durará hasta el lunes, 18 de abril. Se prevén 102.000 desplazamientos en la provincia y 1.041.000 en toda Castilla y León, con especial incidencia en desde el sábado por la tarde y durante todo el domingo y el lunes de Pascua, con motivo del retorno de muchas familias a sus hogares.

El resto de movimientos de vehículos hasta los 175.000 se repartirán en el resto de días de Semana Santa, todos de largo recorrido, por lo que también hay que tener en cuenta que se producirán trayectos cortos que pueden ser igual de peligrosos si no se guardan las medidas de seguridad. 

Sobre esto último, cabe recordar que el pasado 21 de marzo entraron en vigor nuevas normas de tráfico referidas a velocidad de adelantamiento, distracción, cinturón de seguridad y alcohol, factores todos ellos concurrentes en gran parte de los siniestros viales, por lo que es conveniente repasar los cambios introducidos para viajar más seguros.

Peligro. La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, hizo hincapié ayer durante la presentación del dispositivo que «a mayor número de desplazamientos, mayor exposición y por tanto mayor riesgo de sufrir un accidente». Con esta premisa, la Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá «todos los medios humanos y materiales a su alcance para que se respeten las velocidades establecidas, no se produzcan distracciones, ni se conduzca si se ha ingerido alcohol u otras drogas y evitar salir despedido del vehículo si lleva mal abrochado el cinturón de seguridad o simplemente no lo lleva puesto».

Y es que hay que tener en cuenta que durante la Semana Santa de 2019, aunque no falleció ningún conductor, sí se contabilizaron seis heridos graves; y en 2018 se registraron en Palencia 40 accidentes, que produjeron un balance de dos personas fallecidas, dos heridos graves y uno leve. La Semana Santa de 2017 terminó con ocho accidentes con víctimas que provocaron un balance de tres heridos hospitalizados graves y 20 heridos leves.

 

Objetivo: llevar la contraria a los datos

Hagamos que el big data se equivoque es el eslogan de la nueva campaña de concienciación para evitar siniestros de tráfico que la Dirección General de Tráfico ha presentado de cara a la Semana Santa.

La DGT ha recurrido a uno de los más importantes analistas de big data en España quien, con más de 10 millones de siniestros de tráfico y a través de algoritmos y modelos matemáticos, ha calculado el número de fallecidos en carretera esta Semana Santa.

Según este experto serán 36 personas con diferentes perfiles quienes morirán estas vacaciones porque el big data, los algoritmos y las estadísticas lo pronostican todo: la edad, cuántos hombres, mujeres o niños, en qué lugar y a qué hora, qué tipo de accidentes y con qué vehículo… pero, ha manifestado Barcones, «si sabemos que estamos dentro del perfil de las personas que tienen más probabilidad de fallecer y somos conscientes de ello, podemos evitarlo y hacer que el big data se equivoque».

Según la delegada del Gobierno «cuando te dicen que 36 personas van a morir estas vacaciones en carretera, nunca piensas que vayas a ser tú mismo o alguien de tu familia, pero detrás de cada estadística hay nombres y apellidos, padres, novios, amigas, nietos… un verdadero drama que es difícil de superar; por tanto esta Semana Santa y siempre, cumplamos las normas».