El préstamo de bicicletas costará entre 1,65 y 6,5€ 4 horas

Carlos Hugo Sanz
-

El reglamento especifica que será requisito imprescindible ser propietario de un terminal móvil con acceso a Internet y bluetooth. Para la recogida y devolución de una bicicleta se deberá seguir un sencillo procedimiento

El préstamo de bicicletas costará entre 1,65 y 6,5€ 4 horas - Foto: Jonathan Tajes

La concejalía de Medio Ambiente tiene prácticamente listo el reglamento que regulará el servicio municipal de préstamos de bicicletas que se pondrá en marcha -esa es su intención- durante el último trimestre del año. El sistema de alquiler echará a andar con las 20 bicicletas que sobreviven del anterior servicio, aquel que en 2008 puso en marcha la última corporación de Heliodoro Gallego, con 45 unidades. De aquella solo quedaron vivas una decena y ya bajo mandato de Alfonso Polanco, se completaron con otras 10 comprada por Urbaser en 2012, ya bajo mandato de Alfonso Polanco.
Los precios que el reglamento fija para utilizar este servicio van desde los 1,65 céntimos a los 6,50 euros para un máximo de cuatro horas, en función de si es un usuario puntual o o se dispone de algún bono que hacen más asequible el servicio. Concretamente, se establecen tres tipos de usuario: puntual, bono-bici general y bono-bici general con bonobús.
Al usuario puntual, la primera hora le costará 0,50 euros; la siguiente hora, un euro; y a partir de la segunda, dos euros la hora. El usuario de un bono general tiene la primera media hora gratis, la segunda hora o fracción a 0,50 euros; y a partir de la segunda, a un euro la hora.
Finalmente, el usuario de un bono-general que, además, tenga bonobús tiene gratis la primera media hora y le costarán 0,15 céntimos los primeros 60 minutos; y 0,50 cada hora siguiente. En todos los casos, el cobro se calcula desde que se desbloquea la bici.
Los bonos se cargan en la aplicación a través de un sistema de prepago y tienen un precio único de 5 euros, también para cada recarga. La idea del Ayuntamiento es que estas bicicletas se utilicen por cortos períodos de tiempo, sobre todo al principio, ya que habrá solo 20 disponibles, por los que el sistema penalizará a quienes las utilicen más de cuatro horas seguidas.
Con el objetivo de hacer más ágil el servicio y que llegue a más gente, el reglamento también establece normas como que entre cada dos períodos de préstamo consecutivos, deberá transcurrir un mínimo de 30 minutos. También sanciones y penalizaciones que van desde los 91 a los 1.001 euros para las infracciones más graves, y para aquellos casos de retraso en la entrega de la bicicleta, se procederá a la desactivación de usuario entre un día y de por vida, en función del tiempo transcurrido. El Ayuntamiento quiere cuidarse muy mucho de que no desaparezcan las 20 bicicletas como ocurrió con el anterior sistema.
Al pleno. El reglamento, que ya ha pasado por la comisión de Medio Ambiente, deberá ser aprobado por el pleno para que entre en funcionamiento el servicio. Además, cabe resaltar que este sistema está vinculado a la iniciativa Digipal. Cuando las bicicletas estén en la calle, el usuario podrá hacer uso del servicio de alquiler en un horario concreto. En la temporada de otoño e invierno, del 1 de octubre al 31 de marzo, de 7 a 22 horas; y en primavera y verano, del 1 de abril al 30 de septiembre, de 7 a 23  horas.

 

Disponer de móvil será obligatorio para utilizar el sistema de alquiler

El reglamento especifica que será requisito imprescindible ser propietario de un terminal móvil con acceso a Internet y bluetooth. Para la recogida y devolución de una bicicleta se deberá seguir un sencillo procedimiento. Con la aplicación instalada en el teléfono -o bien entrando en la web-, habrá que registrarse introduciendo el correo, el número del teléfono móvil que se va a utilizar para recoger la bicicleta y la contraseña.
La aplicación funciona como un monedero, por lo que se debe cargar mediante tarjeta de crédito o débito. Después, bastará con acercarse a la bicicleta elegida y desbloquear el candado electrónico activando el botón de inicio de la aplicación móvil, que solicitará activar el sistema de activación GPS del teléfono móvil para comenzar el recorrido elegido.
El sistema para la devolución es similar. Cuando el usuario termine su ruta deberá, desde su área personal en la aplicación, pulsar a finalizar su viaje y bloquear el candado electrónico, asegurándose que está correctamente anclada en un aparcabici dentro del área urbana.
Además de para encontrar bicicletas y aparcamientos, la aplicación Bipal también proveerá al usuario de información sobre rutas recomendadas desde el punto de vista turístico, de ocio y deportivo.
Otra de sus funcionalidades será que el usuario podrá seguir el recorrido realizado sobre el mapa de la aplicación y obtener datos estadísticos, ya que las bicicletas de préstamo municipales estarán constantemente geolocalizadas.
Tal y como se ha dicho anteriormente, las bicicletas solo se pueden utilizar en el término municipal, por lo que si se traspasan los límites el sistema de control avisará con sonidos y mensajes de alarma en el móvil.