scorecardresearch

Por vocación

Jesús Hoyos
-

Tras pasar por orquestas y grupos, la cantante Sara Bureba quiere llevar su voz más allá, desde su espectáculo en solitario. Se considera versátil y le gusta el soul, el rock y las baladas clásicas

Por vocación - Foto: Sara Muniosguren

Nunca se había atrevido a hacerlo en público, a pesar de llevar cantando toda la vida. Cuando cumplió 18 años, la palentina Sara Bureba se preguntó: «¿Por qué no?». Fue entonces cuando entró en el grupo Mujeres. «Así empezó todo, fue lo que me hizo atreverme», recuerda. Después de eso, pasó por varias orquestas. La última fue Jaque Mate. Recientemente puso la voz en el acto del 20 aniversario de COPE Palencia.

Lo suyo, dice, es vocacional. En cuanto a formarse, «siempre tengo la mosca detrás de la oreja -comenta-. De tener la oportunidad de hacer todo esto de la mejor manera posible. De, si tienes una buena voz, hacer que suene bien y de la forma más funcional. El tiempo es muy reducido y la vida es tan rápida que nunca tengo ese momento para formarme. Es una cosa pendiente».

Bureba, graduada en Trabajo Social, se encuentra ahora inmersa en varios proyectos. Por un lado, el espectáculo que ella misma creó y en el que actúa sola. «Uso mi voz y la acompaño de bases. Para hacer lo que quiero, que es cantar cualquier tipo de canción en cualquier estilo, necesitaría una banda y unos complementos muy grandes. Aún no he llegado a eso», aclara.

Además, es parte de dos grupos: Septum y D'Version Band. Todavía no canta temas propios en público. «Me gustaría hacerlo, pero más adelante. Al final, quien canta acaba componiendo algo, pero hay un proceso primero», reconoce. Ahora mismo canta covers. «En Septum, son canciones más clásicas, de todo tipo de estilos. No podría definir uno concreto porque las versionamos a nuestro rollo. D'Version Band es un grupo de pop y rock cuya idea surgió durante la pandemia», apunta. «Usé ese tiempo para mejorar. De hecho, estuve cantando por la ventana todo el confinamiento», recuerda. Hago tantas cosas porque, al final, son proyectos que otras personas te proponen y salen adelante. Siempre que se pueda compaginar, está bien porque colaborar con gente siempre te ayuda a aprender y mejorar, no solo musical y técnicamente, sino también de cara al público», asevera.

A nivel personal, le es difícil decidirse por un género. «Me considero versátil y disfruto cantando de todo. Le saco el gusto a las canciones independientemente del género, aunque el soul, el rock y las baladas clásicas me gustan bastante», afirma. «Todas las canciones que requieran una potencia de voz grande y una técnica vocal importante. Beyoncé, Whitney Houston o Christina Aguilera pueden parecer tópicos, pero son referentes que escuchas desde pequeña y aprendes muchísimo. Las tienes como un reto. También me gustan Extremoduro o Mägo de Oz. No me encasillo», señala.

Lo de cantar no le viene de familia. «En mi casa, se ha escuchado música de forma habitual pero nadie es músico ni nada parecido. Simplemente me llamó la atención y, de ahí, adelante», comenta. Ahora, con 24 años, lleva cuatro con su proyecto en solitario. «Quieras que no, todos los inicios son difíciles, así que decidí mandar tarjetas y mensajes en redes sociales por todas partes. Sé que hay gente que se va a otras provincias, pero yo quería cantar en Palencia, así que fulminé todos los contactos posibles. Con mucho esfuerzo, intenté sacarlo adelante y conseguir las máximas fechas posibles, que la gente te conozca y te escuche para seguir sumando», explica Bureba.

Se considera una chica «viejoven, muy tranquila, a la que no le gusta mucho la fiesta a pesar de que trabajo de ello». Sus aficiones son pasear o ir a la montaña y sus proyectos para el futuro se basan, principalmente, en mejoras de su propio espectáculo. «Me gustaría impulsarlo, por ejemplo, creando en el futuro una banda propia. El objetivo es disfrutar lo que yo canto, seguir adelante con mi iniciativa, invirtiendo tiempo y ganas para avanzar», subraya.