scorecardresearch

Ganemos reclama un parque de vivienda social

Carlos H. Sanz
-

La plataforma ciudadana defenderá en el pleno una moción para facilitar el alquiler en los 45 inmuebles del Sareb

Ganemos reclama un parque de vivienda social

El grupo municipal de Ganemos defenderá en el pleno de mañana en el Ayuntamiento, en la sesión ordinaria de septiembre, una moción para instar a la Junta «a que  se reúna y medie con la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), de forma que cedan las 45 viviendas que poseen en Palencia con el objetivo de generar un parque público de alquiler social gestionado por la administracion regional en colaboración con el Consistorio y con entidades que trabajen con población vulnerable».

Una propuesta que lleva aparejada, según ha explicado su portavoz, Sonia Ordóñez, una nueva petición para que se convoque la Mesa de Vivienda «para informar de éste y otros asuntos de interés y relevancia».

La Sareb, también conocida como banco malo, Sareb fue creada en 2012 para gestionar y vender los activos problemáticos de las entidades financieras que recibieron ayudas públicas. En la actualidad, dispone de 45 viviendas en la capital, según el buscador de su página web. 

«Estamos hablando de viviendas que los españoles ya hemos pagado a través del rescate bancario. Estos inmuebles y suelos son los amasados por los bancos tras los desahucios ejecutados tras la crisis hipotecaria de 2008», recuerda Sonia Ordóñez, que recalca que en 2012, los bancos delegaron parte de estas viviendas en la Sareb «para aligerar sus cuentas con cargo a gasto público». 

«Ya que hemos pagado estos inmuebles con dinero público, pedimos que se pongan a disposición de un parque público de alquiler social lo que nos permitiría ubicar a muchas familias en viviendas con precios acordes a su poder adquisitivo, abaratar el precio del alquiler en el municipio y garantizar el derecho a la vivienda a muchas personas que están atravesando un mal momento», argumenta Ganemos.

La plataforma ciudadana considera que, dado que desde el Ayuntamiento es muy complicado, por no decir imposible, dar una solución al «problema estructural» del  encarecimiento de la vida y, por ende, la pérdida de poder adquisitivo de las familias, sí puede facilitar alquileres a precios asequibles. 

«Si sube el combustible, la luz, el gas, la cesta de la compra o los libros de texto, desde un Ayuntamiento lo único que podemos hacer es ofrecer ayudas o más servicios gratuitos que amortigüen el desembolso de las familias; por ello, nuestros esfuerzos deben centrarse en reducir los gastos fijos de las familias a través de ayudas al alquiler, al comedor o poner en marcha programas de conciliación gratuitos, entre otras medidas que palien su situación. Los precios están disparados y las exigencias que se piden para alquilar un piso son muy complicadas para muchas personas», argumenta Ordóñez para en la exposición de motivos de la moción que defenderá mañana.