scorecardresearch

Puntillismo en Espinosa de Cerrato

Fernando Pastor
-

Gregorio de la Cruz hace ahora hace foto-puntillismo: cada fotografía seleccionada la impregna y la puntillea

Puntillismo en Espinosa de Cerrato

Gregorio de la Cruz nació en Espinosa de Cerrato, pero pronto se afincó en Madrid. Su trabajo como relaciones públicas de Transworld Airlines le permitió conocer un gran número de países, y una casualidad le abrió las puertas para dar rienda suelta a sus aficiones artísticas: la empresa perdió en Sudáfrica unas maletas y él se encargó de atender a la familia propietaria de las mismas. El trato exquisito dispensado a esta familia forjó una amistad y motivó que se interesaran por sus aficiones. Él les contó que le gustaba la fotografía y habida cuenta de que su interlocutor tenía mano en lo referente a la expresión artística, ya que había trabajado en México con el cineasta Luis Buñuel, le pidió que le mostrara alguna. Al comprobar la calidad de las fotografías le dijo que eso había que explotarlo de alguna forma.

A partir de ese momento, Gregorio de la Cruz empezó a hacer exposiciones y a tomarse en serio su afición, que mezclaba los viajes con la fotografía, destacando en un principio los motivos de naturaleza y añadiendo posteriormente la arquitectura. Esos viajes eran consecuencia tanto de su trabajo en la empresa Transworld Airlines como por su pertenencia a la Sociedad Geográfica Española.

Ha realizado exposiciones en el Aeropuerto de Barajas, en el Jardín Botánico de Madrid, en la Montaña de los Gatos, en la Galería del Palace, en el Barrio de Salamanca o en la Diputación de Palencia, con la que colaboró con fotografías sobre la villa romana La Olmeda.

Puntillismo en Espinosa de CerratoPuntillismo en Espinosa de CerratoOtras instituciones también le han hecho encargos: pósters para el Patronato de la Ciudad de Sevilla, postales para el Jardín Botánico y el Museo de Ciencias Naturales, la colección Ambientes que recoge cuatro escenas de la ciudad y otras cuatro de la provincia de Madrid, pósters y postales para la Comunidad Autónoma madrileña, la colección Madrid 360º que refleja la arquitectura de la capital de España y de la que se han hecho dos ediciones de 40.000 ejemplares cada una, fotografías para paradores, encargos de los ayuntamientos de Madrid, Alcalá de Henares, Aranjuez o Ciudad Real.

Asimismo, ha realizado trabajos para la editorial Lumber. 

En su afán por dar notoriedad a su pueblo, ha creado una sala de exposiciones en Espinosa, con fotografías realizadas en los más dispares países. 

Además, y por la misma razón, ha pintado su casa, su bodega y su local con la técnica del puntillismo, originaria de Subirats, pintor francés del siglo XIX.

Esta labor le he llevado mucho tiempo, pues antes de pintarlos ha tenido que pensar la ubicación del puntilleo y la combinación de colores necesaria. Y con evidente peligro: ha de subirse muy alto, usar mascarilla, subir todos los botes para hacer las combinaciones de colores sobre la marcha, etc.

Lo pintó entre 2018 y 2019, introduciendo una especie de figuras geométricas como triángulos, cuadrados…, para que el resultado sea más asimétrico.

Ha utilizado pintura acrílica de buena calidad, la que usan los grafiteros, para asegurarse gran perdurabilidad. Sin embargo un incendio provocó que posteriormente haya tenido que remozar una parte ya que el humo lo manchó todo. Para ello procedió a borrar la pintura originaria quitando los colores antiguos y teniendo el tacto para que coincidiese todo, ya que el remozado es tapar para poner, no como la versión inicial que es original.

En 2020, Diario Palentino se hizo eco de este trabajo en página principal y doble página central. También La 8 Palencia de Castilla y León Televisión realizó un reportaje.

Actualmente hace foto-puntillismo, inspirado en Oukalele. Selecciona sus mejores fotos y una parte de cada una de ellas la impregna y la puntillea.