scorecardresearch

Cerrato y buena compañía

Jesús Hoyos
-

La bióloga Ester Abarquero es una amante del medio rural, de su tranquilidad, sus tradiciones y sus festejos. Nostálgica, siempre tiene presente su pueblo, Cevico de la Torre. Comparte con 'DP' sus diez lugares favoritos de la provincia

Cerrato y buena compañía

PASIONES Le gusta viajar «improvisando y conociendo la cultura y gastronomía» de cada sitio que visita. Disfruta mucho al andar sin rumbo fijo, escuchando un buen podcast y más con la compañía de su perro Rufo. Le encanta la música, bailar e ir a conciertos. Siempre que hay un festival de música, seguro que está.

 

TRAYECTORIA Estudió Biología en la Universidad de León. Hija de agricultor, siempre ha estado ligada al campo, así que sus estudios se enfocaron en la tierra y los recursos que puede ofrecer a la sociedad cuando uno la sabe cuidar. Actualmente realiza su tesis doctoral en Galicia, donde trata de paliar las enfermedades que afectan a los viñedos.

 

1.Cevico de la Torre. «Es mi pueblo, donde crecí en la tranquilidad de sus calles y con el cariño de sus gentes. Sin duda, es mi lugar, así que allá donde voy lo tengo siempre muy presente. Difícil olvidar su imponente iglesia con los más de 90 escalones que dan acceso a ella y que en Cevico tenemos la tradición de subir bailando el día del Corpus. Cuando vuelvo al pueblo, me gusta ir a la Cueva Grande o acercarme a la Virgen del Monte para disfrutar del paisaje. Ver las olas del campo verde en primavera es todo un espectáculo».


2.Páramos y chozos. «Si uno pasea por los parajes de Cevico puede encontrar lugares como la fuente de la Perantona, el páramo de Calzabragas, Cabeza Caballo... Y toparse con algún chozo de pastor, que son cabañas de piedra con su corralito, que usaban los pastores cuando estaban con su rebaño en el campo. Estas construcciones perdidas en nuestros páramos están cada vez más deterioradas porque ya no se usan, así que es importante ponerlas en valor y darlas el reconocimiento que se merecen, ya que actualmente están condenadas a desaparecer».


3.Dueñas y sus bodegas. «Es un pueblo que conozco bien porque tengo buenos amigos botijeros, pero que es, sin duda, parada obligada para los que somos amantes del vino, ya que forma parte de la DO Cigales y es el principal centro vinícola de la provincia. Además, los barrios de bodegas son arquitectura popular característica del Cerrato, presente también en otros pueblos como Baltanás, Torquemada y, por supuesto, Cevico de la Torre».


4.Monasterio de La Trapa.  «Recuerdo ir a visitarlo alguna vez con mis padres, pero lo mejor de esas visitas era el remate final tomando un chocolate caliente con su par de bizcochos. Se lo recomiendo a todo el que tenga que pasar por la autovía de Castilla A-62».


5.Basílica de San Juan. «En Baños de Cerrato está la iglesia en pie más antigua de España, de época visigoda gracias al rey Recesvinto. Es muy importante no solo por la historia y el arte que alberga, sino también porque junto a ella se celebra cada noche del 23 de junio San Juan, con unas fiestas que para mí dan la bienvenida al verano».


6.El Cerrato por vacaciones.  «En esta comarca, la mía, los pueblos están muy cerquita entre sí. De pequeña, en verano solíamos coger la bicicleta y pasar la tarde en Valle, Vertabillo, Población, Alba o Castrillo. Ahora, de mayor, nada como reencontrarse allí con los amigos y bailar con la charanga por sus calles el día que se celebran las fiestas».


7.El Salón.  «Es el corazón de Palencia y su paseo siempre está muy concurrido. Cuando hay alguna exposición o feria como la del libro me gusta acercarme como buena cooltureta. Antes también lo cruzaba cada mañana para ir a clase, «al Jorge», ese histórico instituto en el que también estudiaron personajes conocidos como Ramón Gómez de la Serna, Trinidad Arroyo o José Casado del Alisal».


8.El parque del Sotillo.  «El festival Palencia Sonora está cada año marcado en mi calendario; son días en los que la ciudad se llena de buen ambiente y de mejor música. El parque del Sotillo es, por tanto, un lugar que me trae muy buenos recuerdos. Además, es un sitio perfecto en el que pasar la tarde y que suelo visitar con mi perro Rufo recorriendo los caminitos que hay por la orilla del río Carrión».


9.Plaza de San Pablo.  «La primera universidad de España tuvo aquí sus orígenes y esta plaza ha sido lugar de reunión con mis amigos cada fin de semana que volvía de estudiar en León. Hemos pasado muchas horas en las terrazas de esta plaza, destacando los pinchos de tortilla del Bianco».


10.Mi casa.  «Aunque ahora estoy en Galicia y allí se come bien, nadie cocina mejor que una madre. Eso sí, cuando hay algo importante que celebrar, solemos ir al Mesón del Cerrato en Tariego, o al Lagar en Baños. ¡El lechazo y el queso palentino que no falten!».