«En IU somos los mejores en la gestión pública"

Santiago González
-
José Sarrión, candidato de IU-En Marcha Castilla y León. - Foto: Wellington Dos Santos Pereira (Ical)

Entrevista con el candidato de IU-Castilla y León en Marcha a la Presidencia de la Junta

Aunque no pueda participar, tal como sucedió en el primero ¿qué espera del segundo debatel electoral que se celebra mañana?
El primero fue flojito, los candidatos tienden a una política de titulares, del regate corto y del discurso facilón y desde IU-Castilla y León en Marcha siempre hemos rehuido de esa política. Y no espero mucho más del segundo.
¿Culpa a la Junta Electoral de su exclusión o a la propia ley?
La ley es muy insuficiente, por eso votamos en contra, pero no restringe que podamos participar, lo único que hace es obligar a los que tienen grupo parlamentario. La Junta Electoral ha hecho una lectura restrictiva en contra del criterio periodístico porque siempre se ha contado con IU en estos cuatro años. Yo soy el procurador que más ha trabajado en la legislatura, el que más iniciativas ha registrado, el que más horas he intervenido en el Parlamento. En definitiva se excluye a la fuerza más trabajadora de las Cortes.
¿Encabeza una plataforma de izquierdas denominada IU-Castilla y León en Marcha, ¿no está coja sin Podemos y sin Equo?
Para nada, tenemos los mejores militantes políticos. Anticapitalistas es un valor extraordinario, ellos fundaron Podemos y son los protagonistas del Podemos ilusionante, el hijo del 15-M, el que trajo primarias abiertas. Precisamente, cuando nosotros propusimos una confluencia con primarias abiertas nos encontramos con que a los que antes tanto le gustaban, ahora dicen que es cosa del pasado. Creo que es importante ser coherente. Nosotros hemos encontrado que los sectores oficialistas de Podemos tienen muy poco que ver con el original, que ahora representan Anticapitalistas. Junto a ellos tenemos a Tierra Comunera destacada por su defensa estricta de una tierra como Castilla y León, en especial del medio rural, y que además ha tenido presencia parlamentaria histórica. Tenemos una candidatura bastante sólida y coherente.
¿No puede causar problemas a lo largo de la legislatura esta mezcla ideológica?
IU también es un proyecto de confluencia en sí mismo. Lo que nos une en Castilla y León en Marcha es un programa, nosotros somos hijos de la cultura de Julio Anguita, que decía que en política lo más importante es ‘programa, programa, programa’. Y nosotros lo elaboramos en una asamblea con 200 activistas de más de 30 movimientos sociales.
Tras los resultados en Andalucía y en las elecciones generales, ¿se alegran de no ir con Podemos?
IU se ha caracterizado siempre por su coherencia, y lo reconocen incluso en el PP. Y cuando hemos lanzado este proyecto dijimos desde el principio que queríamos algo participativo y horizontal, y esa es la razón que nos ha llevado hasta aquí.
Las causas del desinflamiento de Podemos son precisamente que ha abandonado sus principios fundacionales, esa democracia participativa, la herencia del 15-M que hoy han olvidado. Además, conozco mucha gente que en las generales vota a Podemos, pero que en las autonómicas va a votar Castilla y León en Marcha y en las municipales a IU. Porque somos una organización con mayor implantación en el territorio, más cercana a los problemas del territorio, de la gente o a los recortes.
¿Confía en revalidar el procurador actual o incrementar su número?
Como mínimo. Hay alguna encuesta que nos ha dado incluso grupo parlamentario propio y en todas se ve una tendencia ascendente. Hemos subido medio punto en poco más de un mes, lo cual es muy evidente de que vamos a tener un buen resultado.
El problema más grave de la Comunidad es la despoblación, ¿qué medidas concretas tienen para revertir esta situación?
Decía un viejo lema del PCE de los ochenta que las palabras dan igual lo que importa es trabajar. Lo que hay que hacer contra la despoblación es luchar por el empleo estable y con derechos. Eso significa invertir en los sectores de alta intensidad tecnológica, para lo que tenemos un plan muy ambicioso que plantea aprovechar la necesaria transición ecológica para situar a Castilla y León como una región puntera.
También hay que desarrollar sectores no deslocalizables, sector forestal y agricultura ecológica a medio plazo y la enseñanza del español para extranjeros a corto plazo.
Asimismo, pretendemos un plan industrial territorializado y comarcalizado. Y todo ello con una reforma de la ordenación territorial sustituyendo las diputaciones por organismos comarcales de manera que descentralice la toma de decisiones.
¿Y qué modelo de ordenación territorial plantean?
Históricamente hemos defendido la comarca, que llegó a ser política oficial de la Junta cuando en 1985 el primer gobierno autonómico ordenó elaborar un plan de comarcalización, que luego cerró bajo siete llaves porque el PP y el PSOE se dieron cuenta que su poder residía en las diputaciones. Nosotros queremos recuperarlo, queremos una comarcalización porque supone descentralizar la toma de decisiones para que esté más cerca de los pueblos.
¿Entonces comparte la demanda de Ciudadanos de eliminar las diputaciones?
Cuidado, porque Cs quiere eliminar las diputaciones pero no dice con qué lo va a sustituir. Eso es una temeridad y lo hace porque no las controla. El modelo de IU desde hace 30 años es la sustitución del modelo de diputaciones por otro alternativo que es la comarcalización.
¿Un modelo similar al que ya tiene El Bierzo?
Lo que pasa es que al Bierzo, que fue la única que solicitó esta comarcalización, se le ha restringido a nivel competencial para evitar que nadie más lo pidiera. En nuestro modelo las comarcas tendrán competencias no solo en dotación de servicios públicos, sino también en desarrollo económico y cultural. Solos y separados no podemos, pero unidos sí es posible.
¿Y en este modelo es sostenible que haya más de 3.000 consultorios médicos o escuelas con cuatro niños, que además tampoco ha servido para frenar la despoblación?
Mira, no funciona porque se recorta. Más de la mitad de los consultorios no tiene agua caliente, electricidad o internet, según la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria de Castilla y León, por lo tanto no es un consultorio, eso es otra cosa. Lo que hay que hacer es potenciar y reforzar los servicios públicos en el medio rural porque para vivir en él necesitas dos cosas fundamentales: empleo y servicios públicos, principalmente de educación, sanidad, transporte y servicios sociales.
La sanidad ha sido esta legislatura el gran caballo de batalla. ¿Qué proponen a corto plazo para acabar con los problemas?
Más financiación, sin duda alguna. Hay que poner 100 millones más al año y con ello ampliar la oferta pública de empleo. Ha habido una falta de previsión tremenda, estamos pagando los recortes porque vamos camino de 5.000 jubilaciones en los próximos años sin ninguna reserva. Hay que revertir los recortes sanitarios y eso también significa más profesionales para acabar con las listas de espera, reabrir las plantas y camas de hospital cerradas y potenciar los consultorios. Y sobre todo hay que centrar los esfuerzos en desarrollar la atención primaria.
Habla de incrementos presupuestarios y de engordar el sector público, ¿cómo se paga todo eso?
Hay que hacer una reforma fiscal para que quien más tenga más pague. Reducir los impuestos a las clases más bajas y subirlos a las altas. Esto es así. Hay que tocar el IRPF para hacerlo más progresivo e incorporar nuevos tramos, así como acabar con el IVA de los productos básicos y de higiene femenina, para lo que habrá que dirigirse al Gobierno central.
Y luego hay implantar un impuesto a las grandes superficies, que ya está funcionando en dos comunidades tras declararlo legal el Supremo y el Tribunal de la UE. Este modelo comercial es pernicioso porque destruye al pequeño comercio, que crea el 80% del empleo del sector y tiene mucha fijación territorial. Como no podemos acabar con las grandes superficies, que precariza los empleos y contamina al fomentar el uso del vehículo privado, que paguen y con su recaudación vamos a pagar nuestros servicios públicos y un plan de desarrollo y atención al pequeño comercio.
También vamos a desarrollar un impuesto a la banca y elementos relacionados con la fiscalidad verde, unido lógicamente a un conjunto de exenciones que hay que hacer a otras actividades que queramos potenciar. Pero no puede ser es que seamos la segunda comunidad con menor presión fiscal.
¿Qué sectores consideraría estratégicos?
Estamos en un momento de transición ecológica y hay que aprovecharlo. IU-Castilla y León en Marcha propone que sea el sector público diseñe políticas de desarrollo y transformación en sectores tecnológicos punteros para ser líderes industriales, para lo que ya tenemos cualificación y formación a través de las cuatro universidades públicas. Esto implica invertir en  aerogeneradores, todo lo relacionado con el vehículo eléctrico, así como plantear investigación y desarrollo en el ámbito de las nanotecnologías.
Además, hay que potenciar sectores no deslocalizables, como el forestal ya que contamos con la mayor superficie arbórea de Europa o la agricultura ecológica, que es la que más crece y está vinculada a las rentas altas y la calidad. No podemos confiar en que vengan multinacionales a hacer su inversión atraídas por ayudas públicas y a los 10 años se vayan dejando a la gente tirada.
Otras prioridades son un plan de desarrollo de apoyo al cooperativismo y la economía social, introducir cláusulas sociales en la contratación pública para que cualquier empresa que trabaje con dinero público tenga empleo de calidad y el plan de desarrollo comarcalizado.
¿Guarido se ha convertido en la referencia de gobierno para la izquierda en Castilla yLeón?
Pues claro. Guarido ha conseguido romper un techo de cristal. Ha sido la primera persona de IU en Castilla y León que accede a un ayuntamiento de una capital de provincia y ha demostrado algo muy importante, que en IU no solo somos los primeros en la denuncia sino que también somos los mejores en la gestión. Los políticos cuando llegan a un ayuntamiento malgastan el dinero público en grandes edificios, inauguraciones, eventos de famoseo para hacer campaña y lucirse, sin embargo Guarido no. IU en Zamora ha hecho una política de transparencia en el gasto y aumento del gasto social, la ayuda a domicilio, la teleasistencia, las dotaciones de servicios públicos, esto es lo que ha mejorado en Zamora. Y se ha pagado la deuda. Guarido e IU en Zamora han demostrado que sabemos gestionar, que podemos reducir la deuda municipal y aumentar el gasto social. Esto es muy importante porque sienta un precedente en las conciencias de las personas de Castilla y León. Tenemos muy claro que lo que ha demostrado IU en Zamora se puede ampliar a Castilla y León.
¿Después del 26-M están dispuestos a apoyar a cualquier partido que propicie un cambio de gobierno con un partido diferente a PP?
Hay que distinguir investidura y gobierno. En cuando a investidura, nosotros no vamos a ser obstáculo para que haya un cambio de gobierno por una cuestión de higiene democrática. Pero lo que no vamos a hacer bajo ningún concepto es entrar en un gobierno con el PSOE, sea en solitario o con Ciudadanos. Porque necesitamos que en las Cortes haya una voz nítida de la izquierda clásica exigiendo al nuevo Gobierno. Y esta ha sido la función histórica de IU. Necesitamos un grupo parlamentario fuerte porque es lo que podrá forzar a que el PSOE haga políticas de izquierda, si no tiene una presión de IU hará políticas de derechas, que es lo que ha hecho siempre el PSOE cuando ha gobernado. Si no somos fuertes daremos vía libre a los socialistas para hacer lo que han hecho siempre, que es traicionar su programa electoral.