scorecardresearch
Jesús Mateo Pinilla

Para bien y para mal

Jesús Mateo Pinilla


Partidos de España vaciada

30/11/2021

No sé si las plataformas, que pueden convertirse en los partidos de la España vaciada, decantarán el voto hacia a derecha o izquierda. Son nacionalistas en pequeño, sin otro ideal que captar fondos. Y dudo que consigan reestablecer un tejido equilibrado para todo el territorio. 
En el tejido para el conjunto de España sólo se puede actuar a través de partidos de soberanía nacional, o alguien es capaz de creer en que ¿el viaje en tren desde Madrid a Teruel sólo se consigue desde la voluntad de Teruel?  
El problema del equilibrio social entre zonas de la nación es general, compete en su totalidad, en su amplitud, de forma global al gobierno y no se promueve mediante plataformas parciales que se preocupan por la situación de inestabilidad y marginalidad que se cristaliza en el conjunto de la España vaciada. Las plataformas no ofrecen soluciones globales, solo piden por su zona; son productos de una corta visión a la que faltan elementos de juicio. Luego, ¿Qué van a hacer?, pedir para sí mismas.
En Tiedra, pueblo de mis antepasados, una mujer rezaba: 
¡Virgen de Tiedra, Virgen de Tiedra!
¡Agua pa las mis tierras y pa los demás piedra!
Eso resolverán las plataformas de la España vaciada, poco más. ¿Qué ha resuelto para Teruel el arquitecto de Teruel Existe que no haya resuelto para sí? Establecer un equilibrio nacional lo puede arreglar el gobierno con un enfoque global. Si no lo ha hecho o no sabe, o quiere generar malestar.
Palencia y Valladolid están aisladas. Cada una en su propio feudo. Palencia no ha sabido ofrecer soluciones atractivas para los trabajadores de Fasa que hacen el viaje diario a Valladolid, ni alternativas comerciales para que toda Palencia deje de acudir cada fin de semana al nublado Ikea. Lo que se dijo desde el comercio palentino es: «Yo no abro el fin de semana, para perder dinero no se abre». ¡Así estamos!
No se ha hecho ni un solo Plan Estratégico para toda España, ni para las comunidades. Sólo parchean sin sentido global: como reimplantar al ejército en Monte de la Reina para tapar huecos. El gobierno piensa: «El ejército ha de obedecer, va donde les mandemos…» 
¡Así vamos!