«Es una vergüenza; nos sentimos desamparados»

Rubén Abad
-

Graciano Álvarez estuvo «tirado» tres horas con una carga de cok a la altura de Irún, donde se regristraron largas retenciones

«Es una vergüenza; nos sentimos desamparados»

Más que un viaje, fue un verdadero infierno que tardará algún tiempo en olvidar. Así podría resumirse lo que vivió el martes el transportista Graciano Álvarez, uno de los miles de profesionales damnificados por el bloqueo de la frontera con Francia por parte de los secesionistas catalanes en La Junquera y de los independentistas vascos (en solidaridad con los primeros) a la altura de Irún.
«Me trincaron en medio de la autopista y me tuvieron retenido durante tres horas», relata a Diario Palentino el conductor, quien añade que durante este tiempo les mantuvieron «sin información de ningún tipo» y con la incertidumbre de saber hasta cuándo se iba a prolongar el corte. «Esa vez fueron tres, horas, pero podrían haber sido 5, 10 o 15, y nadie se da cuenta de que nosotros estamos trabajando», continúa.

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.



Las más vistas