scorecardresearch

Mañueco pide más "ambición" y una bajada "ya" de impuestos

SPC
-

El presidente en funciones de la Junta reconoce que esperaba «más» de la cumbre celebrada en La Palma, aunque valora el «esfuerzo» por «cerrar filas» con el Gobierno sobre el conflicto en Ucrania

Alfonso Fernández Mañueco (i) saluda a Pedro Sánchez antes de comenzar la Conferencia de Presidentes. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

El presidente en funciones de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, esperaba «más» resultados de la cumbre celebrada ayer en La Palma, por lo que insistió en que el Gobierno central debe ser «más ambicioso» y adoptar medidas «a corto plazo» como una bajada «inmediata» de impuestos de la energía y un plan de ayudas para los sectores más afectados por las consecuencias de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Tras la XXVI Conferencia de Presidentes, que se celebró en Los Llanos de Aridane, Fernández Mañueco celebró el «punto de encuentro» alcanzado por el Gobierno, las comunidades y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) por el conflicto de Ucrania y que se plasmó en una declaración. «Nos hubiera gustado ser todos un poco más ambiciosos», dijo al tiempo que admitió que esperaba «más» de esta cita.

En ese sentido, Fernández Mañueco, uno de los últimos presidentes en comparecer en función del turno que marcan los estatutos de autonomía, hizo hincapié en que la situación económica del país, agravada por el conflicto bélico, requiere de «medidas a corto plazo», que se deben tomar de manera «urgente», con rebajas fiscales y planes de ayudas, porque insistió en que las familias y empresas, vinculadas con el campo, la industria o los sectores electrointenvisos lo están pasando «mal», tanto por los costes energéticos, como por la escasez y encarecimiento de las materias primas.

Al respecto, el presidente de la Comunidad defendió, en declaraciones recogidas por Ical, que estas políticas, que corresponden al Gobierno, son «perfectamente compatibles» con el proceso de negociación en Europa sobre la regulación del sistema eléctrico, puesto que España pide desacoplar el precio del gas del megavatio hora en el mercado mayorista, con el fin de frenar la escalada de la factura de la luz.

Mañueco consideró «insuficientes» las rebajas de impuestos aplicadas por el Gobierno a la energía, si bien aceptó que sea una cuestión que dependa de la negociación con Europa de la regulación del mercado. No obstante, planteó que se «haga cuanto antes», porque apuntó que es un problema que se arrastra desde antes de la guerra, ya que a su juicio ahora la agricultura y la ganadería, la industria o las familias están pagando las consecuencias del cierre «precipitado» de las minas y las térmicas.

«Creo que han hecho todos un esfuerzo», dijo el presidente, quien aseguró que lo importante es quedarse con la idea de que esta cumbre termina con una declaración que representa una posición unánime de las comunidades, el Gobierno y la FEMP. «Nos quedamos con lo positivo», dijo, al tiempo que aseguró no había escuchado con detalle la propuesta de la madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que según algunas fuentes, habría planteado en la reunión dedicar los 20.000 millones de euros del Plan de Igualdad a reducir la factura de la electricidad.

Respecto al impulso a la ejecución de los fondos europeos, Fernández Mañueco explico que los presidentes diferían en el diagnóstico y en las conclusiones, pero remarcó que llegaron a un acuerdo que recoge la necesidad de que en su gestión se tenga en cuenta a los sectores productivos afectados y a las propias administraciones, como las comunidades, para que sean «más eficaces».

También, el presidente de la Junta reconoció que la reforma del modelo de financiación autonómica es un clásico en estas reuniones. «No hay conferencia en la que varios presidentes no saquen el asunto», dijo. Por ello, insistió en que es necesario que se aborde el problema, que está en el aumento de los recursos que permitan atender la gestión de los recursos públicos

Acogida de refugiados

«Estamos al lado del Gobierno de España y al lado de la Unión Europea», dijo Fernández Mañueco, quien destacó el paquete de ayudas elaborado por la Junta y pidió un «esfuerzo extraordinario» para que el desembolso de las comunidades se sufrague con un fondo extraordinario que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene que negociar en Europa.

Por tanto, Fernández Mañueco sostuvo que el Gobierno tiene el apoyo de las comunidades para la negociación de los fondos que se necesitan para afrontar la integración de los refugiados y también, pidió, una posición «firme y enérgica» en Europa.

El presidente de la Junta expresó a la nación ucraniana la «solidaridad» y «compromiso» con la situación que viven por una guerra «absurda y estúpida», que insistió es «injusta» e «injustificable». Por ello, trasladó el compromiso de «apoyo y respaldo» al Gobierno en todas las decisiones que tengan que plantear en el marco de la Unión Europea y sobre la ayuda humanitaria y la acogida de refugiados.