scorecardresearch

Protesta contra el cierre de una perfumería "rentable"

J. Benito Iglesias
-

UGT, CCOO y USO salen a la calle en contra del ERE extintivo de la cadena alemana Douglas a nivel nacional con la pérdida de ocho empleos en la capital. En CyL se prevé cerrar otras ocho tiendas

Protesta contra el cierre de una perfumería "rentable" - Foto: Sara Muniosguren

UGT, CCOO y USO, junto a las ocho empleadas de la cadena alemana de Pefumerías Douglas, salieron ayer a la calle para tratar de evitar el enésimo cierre de un comercio en el centro de la capital que consideran «rentable». El lunes, y por espacio de 30 días, la multinacional iniciará con la representación sindical un periodo de consultas para  negociar un expediente  de regulación de empleo (ERE) extintivo a nivel nacional que conllevará la clausura del local que está situado en  el número 17 de la calle Mayor Principal y la pérdida de todos sus puestos de trabajo. 

«Lo de esta empresa es un desastre sin paliativos por una mala gestión y organización que pagan los empleados y sus familias. Hay otras ocho tiendas más en la Comunidad, en concreto en Ávila, Soria, Valladolid y Burgos, dos por cada ciudad, que también se pretenden cerrar», según señaló Nathalie Ríos, secretaria de Comercio y Grandes Almacenes de UGTen Castilla y León.

A su juicio, aún queda alguna esperanza de salvar parte de los 1.000  empleos que se quieren suprimir a  nivel nacional y mantener alguna de las 136 tiendas abocadas al cierre. «En almacenes hubo huelga el lunes como aquí con bastante repercusión. La idea es sentarse a negociar con medidas de presión para minimizar despidos y cierres», desgranó.

«El comercio palentino no está bien pero tenemos la esperanza de que vengan otras empresas y que Douglas cambie de opinión en la negociación, ya que las ventas en la tienda de Palencia no están en números rojos», añadió Teodoro Antolín, responsable de la Federación de Servicios de CCOO.

Por su parte, la patronal CEOE Empresas de Palencia y la Federación del Comercio Palentino (Fecopa) lamentaron ayer el anuncio del cierre de la tienda de Douglas. «La pérdida de este comercio supone un nuevo varapalo para la economía palentina. Un nuevo local vacío en una zona tradicionalmente comercial, que se une a otros ya sin actividad, repercute negativamente en el ambiente y la vida de la ciudad, en definitiva, en los ciudadanos. Queremos mostrar todo nuestro apoyo a las iniciativas que surjan para evitar el cierre de más establecimientos comerciales por todo lo que estas pérdidas suponen», dijo.