scorecardresearch
Juanma Terceño

El hecho gastronómico

Juanma Terceño


Lazos y socorritos

18/05/2022

Me encanta encontrarme productos palentinos cuando entro en algún establecimiento gourmet o en la zona de las 'delicatessen' de alguna superficie comercial.
Cada vez con más frecuencia podemos encontrar algunos de nuestros quesos, productos de Cascajares o Selectos de Castilla, legumbres… pero este pasado fin de semana en el Gourmet Experience de la madrileña calle Goya me llevé una alegría especial, un surtido de varios productos de Pastas y Hojaldres Uko, estupendamente destacados entre la inmensa oferta de este espacio; allí estaban los Lazos, Socorritos, Pisuerguinas, Lazos con chocolate y Pastas de té.
Seguro que para muchos de nosotros, para los que nos hemos criado en Palencia en los 70 y 80 no me cabe duda, los Lazos y Socorritos nos traen buenos recuerdos de momentos especiales de la infancia. En mi caso, significaban que teníamos visita en casa, y un servidor bajaba a comprar 'donde Valen' -la tienda de alimentación situada casi frente del colegio Ave María- una caja de Socorritos para que acompañara el café y la sobremesa de los adultos, aunque eso les iba a significar que los niños estuviéramos pululando en medio de su conversación para ir cogiendo alguno mientras no nos llamaran la atención. Los Socorritos han sido un regalo recurrente que mi madre hacía a sus amistades de fuera con cariño y orgullo palentino, y a mí se me ha quedado como una marca muy carismática. Además, esa presentación tan fina y elegante me impactaba, los llevaba con sumo cuidado hasta casa para que no se me rompiera ninguno.
También veo a Uko, desde el desconocimiento, como un buen ejemplo de éxito, pues muchos pensábamos que es algo muy tradicional o de toda la vida, pero es una actividad que nació a finales de los 50 desde una cafetería de Cervera y en apenas 30 años ya se construye la fábrica actual para la elaboración a mayor escala, estando la empresa en manos de la segunda generación familiar. No son recetas de arraigo medieval o tradicional, vinculadas a ninguna fiesta o época concreta del año, como tantas otras, pero en poco tiempo se ganaron un huequito entre nosotros. 
Así que, disfrutando de un lazo de chocolate mientras escribo estas líneas, les deseo muchos más éxitos como este a nuestros paisanos.