scorecardresearch

Una avenida en obras para pasar calor

Carlos H. Sanz
-

La red de calefacción trabaja desde ayer en el tramo de la avda. de Valladolid entre la calle de Blas de Otero y el paseo de San José para, dentro de tres semanas, continuar hacia Cardenal Cisneros

El inicio de las obras, la obligatoriedad de coger un desvío alternativo y la aparición de la lluvia generó cierto caos en la circulación del tráfico, sobre todo durante la mañana. - Foto: JUAN MELLADO

La avenida de Valladolid sufrirá restricciones al tráfico rodado en dirección al centro durante las próximas seis semanas. Ese es el tiempo que Palencia Eco Energías calcula que invertirá en extender la tubería de la red de calefacción hasta el cruce con la avenida de Cardenal Cisneros.

La planificación está dividida en dos tramos y ayer se comenzó por el primero de ellos, el comprendido entre los cruces de la avenida de Valladolid con la calle Blas de Otero y el paseo de San José. Aunque el miércoles la Policía Local -con quien Palencia Eco Energías planifica y organiza las obras en lo que a la afectación del tráfico se refiere- había avisado del corte y la redirección del tráfico, fueron muchos los conductores que se toparon con las obras.

«Un corte de tráfico así provoca cierto caos los primeros días porque afecta a la normalidad de muchos ciudadanos que se ven obligados a alterar sus recorridos y tiempos diarios. Además, la lluvia también ha complicado el tráfico», reconocía ayer  Luis Senovilla, de Palencia Eco Energías, quien confía en que la situación se normalice a lo largo de la próxima semana.

Para solventar el corte de tráfico de la avenida de Valladolid en este tramo, se ha habilitado un destino alternativo a través de la calle Blas de Otero, de forma que se pueda regresar a la avenida a través del paseo de San José, o bien salir directamente a la avenida de Cardenal Cisneros a través de Pintor Oliva; o a la calle Jardines y, desde allí, a la avenida de Manuel Rivera.

La lluvia incrementó considerablemente el volumen de tráfico rodado durante la jornada de ayer, generando problemas en la circulación, sobre todo por la mañana.  Hay que tener en cuenta que también está afectada la avenida de Madrid, que a la altura del colegio San José pierde un carril de circulación en sentido al centro. Además, en la calle Blas de Otero solo se puede circular en un sentido sentido, ya que también se están realizando obras.

Esta situación se alargará durante tres semanas. «Nuestra intención es ir trabajando en tramos cortos, y no abrir uno nuevo hasta que esté terminado el anterior. Por eso tenemos a dos equipos y las tres máquinas trabajando al mismo tiempo. Lo primero que se hace es retirar el aglomerado asfáltico, después se abre la zanja y se meten los tubos, que ya los tenemos preparados allí mismo; tras soldarlos se comprueba que todo está correcto se tapa y hormigona la zanja», añade Senovilla.

Este mismo procedimiento se llevará a cabo en el tramo entre el paseo de San José y la avenida de Cardenal Cisneros, que necesitará de un nuevo corte de tráfico de la avda. de Valladolid otras tres semanas más.

«Según se vaya acabando la obra y tras consultarlo con la Policía Local, decidiremos qué hacer. Hay dos opciones, continuar por la avenida de Valladolid hasta la plaza de España o entrar en la avenida de Cardenal Cisneros», explica este responsable de Palencia Eco Energías.