"Nos hemos mimetizado con los problemas de la gente"

Laura Burón
-
"Nos hemos mimetizado con los problemas de la gente" - Foto: Á“scar Navarro

El candidato del PSOE a las Cortes de Castilla y Léon se muestra orgulloso y satisfecho no solo de apoyar o defender grandes proyectos sino de ayudar en temas puntuales a personas concretas como parte de su trabajo

Ante su segunda legislatura en las Cortes de Castilla y León, Jesús Guerrero  defiende un proyecto autónomo para la Comunidad y asegura que defenderá los intereses de Palencia y de la región por encima de todo, incluso habrá «tirones de orejas» si las medidas del Gobierno de la nación  no coinciden con las necesidades de su tierra.
¿Qué balance hace de su primera experiencia en las Cortes regionales?
Chelo Pablos y yo hemos trabajado coordinados y hemos conocido la política regional desde la base de la política provincial. Han sido cuatro años fructíferos en muchos campos, y creo que en todos los ámbitos se ha dejado notar dentro del grupo parlamentario a los procuradores de Palencia.
¿Se le ha quedado algo en el tintero?
Las dinámicas del Parlamento regional tienen sus tiempos y las iniciativas como, por ejemplo, la del Románico Palentino, pueden demorarse mucho tiempo, ya que dependen de quién activa las iniciativas y quién controla la mesa de las Cortes, las Comisiones... Nuestras iniciativas se pueden presentar y defender públicamente, pero no se debaten hasta que así lo quiere el grupo mayoritario, con lo cual muchas iniciativas se han quedado en el tintero. 
Aún así, hemos hecho 500 propuestas entre los dos procuradores socialistas por Palencia y se habrá debatido el 60%. El 40% restante serán retomadas y seremos vigilantes con algunas que se han aprobado. La cuestión es si el PSOE las va a hacer cumplir porque va a gobernar o las vamos a tener que reivindicar desde la oposición.
El CIS les da como vencedores tras 32 años de Gobierno del PP. ¿Ponen en cuarentena esos resultados?
La encuesta principal son las elecciones, cualquier otra es el estado de opinión en el que momento en el que se pregunta y ese CIS se hizo antes de las elecciones generales. Algunos han visto el resultado y eso les condicionará, bien para reforzar lo que tenían pensado votar o bien para cambiarlo en previsión del resultado. Lo que está claro es que el PSOE es un partido en alza y que los ciudadanos valoran nuestro trabajo y nuestras propuestas, porque nos hemos mimetizado con los problemas de la gente. El PP promete el oro y moro, cuando ha estado en el Gobierno tantos años y no ha hecho más: tiene poca credibilidad. Los ciudadanos están reflejando en esas encuestas que sí que creen lo que dice el PSOE porque lo ha defendido.
¿Cree que puede darse cierta inercia de voto a favor del PSOE  después del resultado de las generales? 
La lógica indica que las personas que no tienen una ideología marcada  pueden inclinarse hacia una cierta dinámica de homogeneidad en los Gobiernos, pero en Castilla y León también hay una fuerte inercia de voto de muchas décadas hacia el PP.
Pensamos que la mayor parte del voto del pasado 28-A va a ser fiel al Partido Socialista, entre otras cosas, porque hay una oportunidad de cambio que creo, muchos ciudadanos están deseando. Aunque a lo mejor no sean socialistas o no hayan votado al PSOE desde hace años, sí  prima la idea de que, por limpieza democrática, por oxigenar las instituciones, quieren un cambio después de más de tres décadas.
¿Es eso precisamente lo que ha pasado en las generales y que, según el CIS, puede pasar en la región?
Creo que es lo que puede pasar en Castilla y León. A nivel nacional lo que se ha dirimido es una cuestión sobre si volver a políticas del pasado o apostar por un Gobierno que lleva diez meses nada más y que pedía a la ciudadanía que le fortaleciera para poder seguir haciendo políticas de transformación social y de recuperación de derechos que se habían recortado durante la crisis.
En Castilla y León esa visión de la necesidad  de cambio, porque es bueno democráticamente y estimula a un territorio y a una Administración, puede ayudarnos, porque sin el PSOE no hay cambio. Llevamos muchos años en la oposición por nuestros errores y porque los ciudadanos lo han querido, pero también somos un partido que conoce profundamente los problemas de esta comunidad. Se valora que tenemos ganas de que los ciudadanos vean que podemos hacer las cosas de otra manera. Es verdad que hay más partidos y habrá que ver cómo queda la situación, si hay que pactar o negociar.
¿En esos posibles pactos se han marcado alguna línea roja?
No todo es negociable.  En nuestros principios, la defensa de las personas con más dificultades sociales es prioritaria y coincidiremos con los partidos que hagan ese tipo de defensa. Con la ultraderecha, el Partido Socialista no tiene nada que hablar: educación y cortesía, pero estamos en las antípodas y esa es una línea roja. Aún así, la política de pactos la lleva la dirección del partido y se consulta a las bases. Así está regulado por los Estatutos.
¿Cuáles son sus principales prioridades para la legislatura?
Hay una prioridad transversal: la lucha contra la despoblación. El PSOE se ha comprometido a crear una Vicepresidencia de la Junta que va a tener el cometido de llevar todas las políticas  que luchen contra la despoblación y a favor de un nuevo repoblamiento. Todas las demás políticas, como las de empleo o servicios públicos, van a  estar relacionadas con esa vicepresidencia. Y hay que cumplir con los ciudadanos llevando Internet a toda la población y todo el territorio. Eso es fundamental. 
Otro tema es la sanidad, tras el destrozo que se ha hecho en los últimos años, poniendo en riesgo un sistema que es envidiado a nivel mundial y que en Castilla y León debe ser prioritario. Vamos a convertir la Atención Primaria en la auténtica estrella del sistema e incrementaremos los recursos de manera importante. Queremos establecer una ley que garantice unos tiempos; máximo 90 días en el caso de las operaciones programadas, 20 días para las intervenciones más urgentes, para las pruebas de diagnóstico...
¿Qué cree que le debe la Junta  a esta provincia?
Palencia siempre ha dado mucho apoyo al Partido Popular y creo que la Junta ha pensado que esto era ya tierra conquistada y ha caído en una especie de centralismo, no entendido como beneficioso para Valladolid, si no más bien de lejanía, de desconocer el territorio para el que estás gobernando. Meterte en un papel burocrático, de gobierno encerrado en las consejerías y en las delegaciones territoriales te hace olvidar la realidad de la provincia. 
En el norte tenemos muchas carencias. En torno a Aguilar hay un desarrollo de la industria agroalimentaria potente y también en el sur, con la industria automovilística y asociadas, pero entre medias tenemos una provincia olvidada, y ya no hablemos de la zona noroeste, la comarca de Guardo.
¿Palencia necesita unas políticas específicas o sus problemas son extrapolables a toda la región?
La despoblación y el empeoramiento de todos los servicios públicos afectan a toda la Comunidad y mucho más a las zonas periféricas, pero nosotros vamos a potenciar el Fondo de Compensación Territorial. Hay que tener un proyecto global de Comunidad, pero hay que invertir más recursos allí donde hay más necesidades.