scorecardresearch

Ucranianos y Cáritas recogen ayuda humanitaria

J. Benito Iglesias
-

El antiguo ropero de la organización religiosa en la capital recibe cientos de kilos de comida, medicamentos y ropa, que irá primero a Valladolid y luego a la embajada de Ucrania en Madrid para su traslado a la frontera

Ucranianos y Cáritas recogen ayuda humanitaria - Foto: Juan Mellado

La comunidad ucraniana residente en la capital, a la que se ha sumado la vallisoletana, inició ayer la recogida de ropa de invierno, comida y medicinas. Cáritas, en el apoyo de su amplio equipo de voluntarios, ha cedido el almacén de su antiguo ropero en la calle María Padilla, 7. De 11 a 13 horas y de 18  a 20 horas -de momento de lunes a viernes se hará lo mismo la próxima semana- todas las  donaciones de los palentinos  se clasificarán para ser almacenadas previamente a Valladolid, donde la Embajada de Ucrania lo llevará a Madrid y de allí lo trasladará hasta su frontera.

«La respuesta de Palencia está siendo increíble y hay que agradecerlo mucho», explica David Perrote, pareja de Natalia Lilvynenko, residente  en la capital desde hace 20 años. Junto a los voluntarios de Cáritas, observa cómo en pocas horas el almacén se llena de solidaridad.

David y su pareja hacen un llamamiento añadido a la entrega de ayuda humanitaria. «Necesitamos gente de Palencia que disponga de furgonetas para ayudarnos a trasladar todo lo donado a Valladolid, donde la comunidad ucraniana dispone de un almacén. Es necesario, además, que los alimentos que lleguen sean de preparación instantánea porque no se dispone de cocinas», reclama.

el papel de Cáritas. La iniciativa ciudadana cuenta con el inestimable apoyo de Cáritas, siempre dispuesta a cumplir con sus fines solidarios y humanitarios. Su directora, Gloria Alonso, señala que todo está organizado para cumplir el objetivo de ayudar a la población ucraniana. «Nos han pedido apoyo y un lugar de recogida del material necesario, organizarlo y transportarlo hasta las fronteras de Ucrania, No está solo Cáritas, que también opera en Ucrania, ya que otras organizaciones de la Iglesia en Palencia estamos organizadas con voluntarios mañana y tarde de lunes a viernes. La solidaridad es inmensa. Antes de abrir ya teníamos gente formando colas con todo tipo de material y sin apenas dar tiempo a organizar su clasificación», aseveró.