scorecardresearch

Emprender en el medio rural con cuidados domiciliarios

J. Benito Iglesias
-

Una enfermera de 35 años, con 12 de experiencia profesional, crea la empresa CuidaTEcuido, que ofrece prestaciones sanitarias pioneras a domicilio para pacientes de todo tipo de edades

Emprender en el medio rural con cuidados domiciliarios

Una enfermera palentina de 35 años residente en Villamuriel, Beatriz Núñez Bueno, ha puesto en marcha una empresa pionera en Castilla y León, CuidaTEcuido, para prestar distintos servicios sanitarios domiciliarios destinados a niños, adultos y ancianos de forma individualizada. Con 12 años de experiencia profesional en el ámbito de la enfermería hospitalaria, la joven emprendedora tiene como principal objetivo ofrecer distintas prestaciones con una gran demanda y escasa oferta, además del fomento del empleo rural.

«Damos servicios individualizados cambiando la forma del cuidado basado en ratios de enfermeras y auxiliares de enfermería en función de los servicios profesionales que precise cada paciente. El trato es personalizado y con la máxima confianza y en el domicilio propio, al que nos desplazamos. Además, realizamos un cuidado específico para cada individuo en su etapa vital y se mantiene un seguimiento continuo para obtener el mejor resultado», expone.

La impulsora de la empresa CuidaTEcuido confía en contar con apoyo tanto del Ayuntamiento de Villamuriel, como los del alfoz en la comarca del Cerrato y la propia capital, ya que serán inicialmente los principales núcleos de población a los que se prestará servicio. «Aún estoy en un período inicial de reparto de trípticos en centros sanitarios y de difusión de la empresa, por lo que cualquier tipo de ayuda siempre es bienvenida y, sobre todo, en materia de empleo a través de las concejalías de Igualdad, dado que, sobre todo, se intenta generar empleo para mujeres con el fin de favorecer la conciliación familiar y laboral. Si se puede llegar a más puntos de la provincia y crear puestos de trabajo para enfermeras y auxiliares de enfermería en función de los servicios demandados, pues mucho mejor», asevera.

Emprender en el medio rural con cuidados domiciliariosEmprender en el medio rural con cuidados domiciliariosA su vez, significa que la idea de crear una empresa pionera en su ámbito en Castilla y León responde al hecho de que en todas las fases de la vida una persona precisa cuidados enfermeros adaptados. Además de estas atenciones sanitarias se realizan dietas y seguimiento de ellas adaptadas a cualquier patología que se sufra o por adelgazamiento.

«En el caso de los niños puede haber dificultades en la lactancia o en los cuidados del recién nacido por enfermedades agudas o crónicas, además de necesidad de curas  de heridas o tratamientos postquirúrgicos o atención al menor dependiente. Para los adultos existen necesidades asistenciales en el embarazo, postparto y lactancia, junto a seguimiento de enfermedades crónicas o agudas y tratamientos postoperatorios. En el caso de los ancianos también están las patologías crónicas y reagudizaciones, administración de medicación y el cuidado específico de la persona dependiente», resume.

De momento, Beatriz Núñez ha contactado con enfermeras y auxiliares de enfermería para ir prestando servicios. «Darse a conocer es complicado al principio. Mucha gente me pregunta pero hasta que no vea las horas concretas de atención y los servicios requeridos no empezaré a contratar gente», arguye.

Principales servicios.

Los principales servicios de CuidaTEcuido se basarán en la administración de medicación; inyectables; curas; cuidados oncológicos; seguimiento de enfermedades crónicas como diabetes, HTA, gota u ostomías; dieta adaptada a patología; cuidado avanzados al anciano; servicios por horas o días creados a demanda del usuario; control y seguimiento de constantes vitales; consultorio sobre dudas ante patologías; valoración de cuidados enfermeros; control y mantenimiento de sondas; y cuidado de úlceras por presión y vasculares.

La joven emprendedora asegura que dentro de la relación tan intensa que se produce en el cuidado domiciliario entre el usuario y su enfermera es necesario delimitar un código ético. «Nuestra atención se basa en una selección de profesionales de alta formación, con un seguimiento continuo de los cuidados y respeto a la dignidad del usuario, su intimidad y  la de sus familiares, además de máxima discreción y secreto profesional. Pretendemos potenciar la autonomía del usuario y su independencia para tomar decisiones sobre su propia vida, ofrecer una actitud cercana y de confianza y garantizar la seguridad para los usuarios y su familia. Igualmente, el profesional contará con el material necesario para llevar a cabo su función y hará una valoración enfermera y así se podrá ofrecer una planificación de cuidados individualizada», concluye.