scorecardresearch

Regreso solidario de la marcha inclusiva de San Cebrián

J. Benito Iglesias
-

Más de medio millar de personas se inscribió y la generosidad ciudadana permitió recaudar en torno a 1.300 euros en donativos de la fila cero para la fundación

Regreso solidario de la marcha inclusiva de San Cebrián

Eran las 9,45 horas de la mañana y los negros nubarrones, un tanto inesperados en la previsión meteorológica inicial, dieron paso una hora después a lluvia intermitente. Pese a ello, en torno a unos 500 participantes entre personas con discapacidad, familias y colaboradores de la causa solidaria del Grupo Fundación San Cebrián no restaron un ápice a su ilusión y celebraron -porque ya había ganas y mucho un año después sin ella- la XII Marcha Inclusiva, logrando realizar los 16 kilómetros de recorrido ida y vuelta desde la catedral hasta el refugio del Monte el Viejo. 

La iniciativa de la entidad social contó con el acompañamiento del director general de Economía Social de la Junta, Juan Pablo Izquierdo y el diputado provincial de Servicio Sociales, Alfonso Polanco, junto a representantes de los profesionales que forman el Grupo Fundación (María Perrote); de las personas con discapacidad (Carolina Triana) y de las familias (Fina Aroz). Los actos y la animación para los niños que estaban preparados en la plaza de la Inmaculada mientras se completaba el recorrido de la marcha tuvieron que ser suspendidos por la lluvia.

«Esta marcha ha sido para nosotros un momento muy especial. Podemos volver a hacer aquello que la pandemia paralizó y es un motivo de alegría», según apuntó la gerente del Grupo Fundación San Cebrián, Eva del Río. 

Además, tras finalizar el recorrido indicó que «aunque la lluvia ha hecho acto de presencia durante una parte de la caminata, eso no ha impedido a la gente seguir caminando hasta completar la marcha, algo que es de agradecer».

Fuentes de la organización señalaron que, tras el avituallamiento en el refugio del Monte El Viejo en la mitad del trayecto de la marcha, la entidad  social puso a disposición de aquellos que quisieran un autobús para regresar y evitar que el agua hiciese estragos entre los caminantes, aunque fueron numerosas las personas que continuaron a pie el trayecto de regreso a la catedral. 

Una vez en la Plaza de la Inmaculada, se celebró solo una de las actividades previstas de baile moderno, ya que el tiempo no permitió ni el cuentacuentos ni el yoga para los niños. 

Los sorteos de regalos entre los inscritos en la marcha procedentes de donaciones tendrán lugar el lunes en las redes sociales de la entidad gracias al apoyo, entre otros, de Calzados Lucio, la empresa de café soluble Prosol, la cadena MacDonalls o el bar Santana.

Igualmente, a través de lo recaudado por envíos de Bizzum y la fila cero con un número de cuenta bancaria, el Grupo Fundación San Cebrián ha logrado recaudar para sus proyectos unos 1.300 euros.