scorecardresearch

Un cantaor que arrolla con su flamenco

DP
-

Israel Fernández actuó anohe en la plaza Mayor acompañado del guitarrista Diego del Morao, con quien ha grabado 'Amor', disco protagonista de un concierto arrebatador

Un cantaor que arrolla con su flamenco - Foto: Sara Muniosguren

Segunda actuación de Israel Fernández en la capital palentina en los últimos meses. Si en abril fue el Principal, dentro de las II Noches Flamencas, el escenario en el que  Israel Fernández emocionó, ayer los fue la plaza Mayor con una actución enmarcada en el Palencia querida! y, como no hay tres sin dos, cabe recordar que el  cantaor actuó en la Casa Junco en 2012, donde presentó bajo el auspiciado de Flamencos en ruta su primer disco, Naranjas sobre la nieve. En esta ocasión lo hizo con su cuarto trabajo discográfico, Amor (Mejor Álbum Flamenco en los Premios Odeón 2021), publicado el pasado años acompañado de Diego del Morao a la guitarra, al igual que el concierto de ayer en el corazón de la ciudad.

Israel Fernández, hoy por hoy uno de los artistas flamencos más en auge, no defraudó, y a los incondionales consiguió sumar a quienes aprovecharon  la oportunidad de disfrutar de un concierto magistral, en el que se pudieron escuchar temas como Alegrías de Santa Ana,  Soleá del cariño, La amada, Bulería del reproche, La bella murciana, Querencia o El mandamiento.

Israel Fernández nació en Toledo en 1989 y a los cinco años ya cantó por primera vez de forma profesional. Con el paso del tiempo aumentó su interés por el arte flamenco y pronto Camarón de la Isla se convirtió en su mayor referente, aunque no el único. El cantaor  se alimenta de las fuentes más carismáticas del flamenco de ayer y de hoy y eso se nota cuando en el escenario combina su juventud con el conocimiento de los cantes más antiguos.

Sobre Israel Fernádez, en cuya nómina de artistas de cabecera figuran nombres como los de Tomás Pavón, El Garrido de Jerez, El Cojo de Málaga, Corruco de Algeciras, Carbonerillo, Manuel Escacena, Antonio Chacón, Juanito Mojama, Porrinas de Badajoz y, especialmente, la Niña de los Peines, Sara Baras ha dicho que «a los que somos enamoradas de este arte tenemos que descubrirnos ante Israel, porque tiene todo para llegar a ser un grande del flamenco», Miguel Poveda que su cante le «despierta» «pura emoción y felicidad al comprobar que el flamenco ramifica en artistas arrolladores como él», y Arcángel que «pocas veces en la vida se tiene la sensación de estar delante de alguien que puede aportar aire fresco y rigurosidad a este complejo mundo del flamenco».