scorecardresearch

CyL suma 20 muertos y más de 4.700 contagios desde el martes

SPC
-

Las residencias de mayores registran dos fallecidos en los últimos tres días

CyL suma 20 muertos y más de 4.700 contagios desde el martes

Castilla y León sumó 20 fallecidos y 4.744 contagios por COVID-19 desde el pasado martes. Unas cifras que aumentan hasta 61 muertos y más de 14.500 positivos al compararlos con los datos ofrecidos por la Junta antes de la Semana Santa, el 12 de abril. De los fallecidos, que se elevan a 7.389 en los hospitales de la Comunidad desde el inicio de la pandemia, a los dos muertos registrados en las residencias de personas mayores. Por lo tanto, ya acumulan 1.234 fallecidos en sus instalaciones.

Los datos aportados por la Consejería de Sanidad, de acuerdo a la nueva estrategia de seguimiento de la pandemia y recogidos por la Agencia Ical, precisan que hay 4.744 personas infectadas más que hace tres días, con la que la cifra de contagiados desde el inicio de la crisis sanitaria asciende a 714.551 personas, de las que 708.059 se notificaron tras pruebas diagnósticas de infección activas.

Los nuevos positivos comunicados en las últimas 24 horas alcanzan los 1.610, que se concentran, principalmente, en León, Valladolid y Salamanca con 369, 234 y 220 nuevos casos respectivamente y suponen más de la mitad del total. Les siguieron Burgos (186), Zamora (181), Palencia (146) y Ávila (138). Cerraron el listado Soria (101) y Segovia (35).

Todo ello para sumar, desde el inicio de la pandemia, 167.680 positivos en Valladolid, 120.367 en León y 113.759 en Burgos. Con menos de 100.000 casos desde marzo de 2020 se sitúan, por su parte, Salamanca (95.565), Palencia (54.354), Segovia (45.387), Zamora (44.948), Ávila (44.088) y Soria (28.403).

En cuanto a los decesos desde el martes pasado, se concentraron en los hospitales de León y Zamora, con cinco en cada caso. Por su parte, Burgos y Valladolid suman tres, seguido de los dos de Ávila mientras que Salamanca y Segovia, uno más.  

Desde el inicio de la pandemia se produjeron en los centros hospitalarios de Castilla y León 7.389 muertes por COVID-19, de las que 1.513 tuvieron lugar en hospitales de Valladolid, 1.486 en León y 1.046 en Salamanca. Por debajo del millar se ubican, por su parte, los óbitos en los centros hospitalarios de Burgos (954), Palencia (598), Zamora (570), Ávila (471), Segovia (421) y Soria (330).

El número de brotes aumentó en estos últimos tres días hasta los 105 -17 más que el martes pasado- con 1.711 casos vinculados. Zamora es la provincia con más focos activos notificados, con 22 y 235 casos vinculados, seguida por Salamanca (18 y 345 casos vinculados) y Palencia, que cuenta con 14 y 226 asociados. Le sigue Burgos y Valladolid con diez brotes cada uno y 223 y 245 casos vinculados, respectivamente; Ávila, con nueve brotes y 134 asociados; León, con ocho y 23 asociados, y cierran el listado Segovia y Soria, con siete, con 143 y 137 casos.  

Por último, las altas hospitalarias alcanzan las 41.411, lo que supone que desde el martes los facultativos enviaron a casa a 216 pacientes. En total, y desde el inicio de la pandemia, se acumulan 10.051 altas en centros hospitalarios de Valladolid, 7.314 en León, 6.190 en Burgos, 5.350 en Salamanca, 3.220 en Palencia, 2.786 en Zamora, 2.469 en Ávila, 2.357 en Segovia y 1.674 en Soria.

Dos fallecidos en residencias

Por lo que se refiere a las residencias, los datos publicados hoy indican que se han registrado dos fallecidos en estas instalaciones desde el martes y seis, desde el día 12 de abril. De esta manera, la cifra de decesos por COVID-19 en el interior de las instalaciones residenciales aumenta hasta los 1.234, mientras que la de residentes que murieron en los hospitales de la Comunidad también se eleva, también en dos casos, hasta los 2.023, para un total de 3.257. A estos habría que sumar los 1.028 fallecidos desde el inicio de la pandemia en las residencias con síntomas compatibles y los 77 decesos en hospitales en la misma situación, para contabilizar 1.105 y un total general de 4.362: 2.100 en hospitales y 2.262 en los propios centros residenciales.

Las residencias de Castilla y León prestan servicio, a día de hoy y según los datos recabados por Ical, a 44.495 personas, con una mortalidad acumulada desde que comenzó la pandemia de 24.108 óbitos, de los que 3.257 fueron por COVID confirmado y otros 1.105 con síntomas compatibles. También, desde marzo de 2020 se contabilizaron 26.239 casos confirmados de COVID-19, 84 más que el martes, de los que 25.065 superaron la infección. Asimismo, hay dos personas aisladas con síntomas compatibles y 189 residentes en aislamiento preventivo sin síntomas.

En cuanto a las residencias propias de la Junta, prestan servicio a 2.661 residentes, de los que 31 se encuentran hospitalizados. Los fallecidos con COVID confirmado procedentes de estos centros se elevaron en uno en los últimos tres días, hasta 196, manteniéndose los 117 óbitos con síntomas compatibles. Los confirmados con la infección desde el inicio de la pandemia alcanzan los 1.563 residentes, de los que 1.529 superaron la enfermedad. A día de hoy, no hay internos aislados con síntomas compatibles con el COVID-19 en los centros residenciales gestionados directamente por el Gobierno autonómico, a los que se suman otros veinte en aislamiento preventivo sin síntomas.