scorecardresearch
Carmen Casado Linarejos

Epifanías

Carmen Casado Linarejos


9 de octubre

09/10/2022

Es el día en que Cervantes recibió el bautismo, en el año 1547 en la iglesia de Santa María la Mayor, en Alcalá de Henares, iglesia que fue destruida en la quema salvaje que se llevó a cabo durante la guerra de 1936, como tantas otras. Es uno de los pocos datos que conocemos del escritor más importante de nuestra historia. No tenemos constancia de la fecha de nacimiento, pero se supone que sería el 29 de septiembre, día de San Miguel, ya que, según la costumbre de la época, se adjudicaba el nombre del Santo del día en que se nacía. Y es que del creador de la novela moderna se sabe muy poco. No tenemos datos de su carácter y muy poco de las peripecias y desventuras que sufrió. Como toda persona dotada de una excepcional capacidad intelectual, apenas habla de sí mismo. Cervantes sufrió toda clase de infortunios a lo largo de su vida, pero un hombre con una poderosa inteligencia pudo sobrepasar sus propios desengaños  y darnos unos personajes que nunca cayeran en la desesperación y que trataran sus fracasos a través de la locura y del humor; un humor melancólico que mueve a la reflexión. Hoy conocemos su lugar de nacimiento, dato que ha llevado siglos en esclarecerse. El escritor no menciona nunca el nombre de la ciudad en que nació. Hace poco tiempo que se conoce este dato y fue a raíz del descubrimiento del acta de bautismo del escritor. Hace medio siglo, se encontró dicha acta guardada en una lata de galletas oculta en un pozo seco en el patio de lo que fuera aquella iglesia. Parece que durante los años de la segunda República, la persecución que padecieron los católicos y la destrucción de iglesias y conventos, llevó a un Párroco a ocultar aquel documento en la forma descrita. Gracias a su astucia y precaución, se conoce ese dato del 9 de octubre de 1547 como la fecha del bautismo de Miguel de Cervantes. En el siglo XVI  no había registro de nacimientos, sino acta de bautismo en las iglesias. Como queda dicho, de Cervantes apenas sabemos nada sobre tantas peripecias, ni de su intimidad, ni de su carácter, a pesar del elevado número de biografías publicadas. La mayoría poco fiables.