Papeles para el migrado

Rubén Abad
-

Una treintena de personas secunda el llamamiento de Palencia Ciudad Refugio. Denuncian los agravios a los que se enfrentan quienes llegan a España desde otros países, para los que urgen regularizar su situación

Papeles para el migrado - Foto: Óscar Navarro

Durante gran parte del siglo XX la provincia vio marchar a tierras lejanas  a sus jóvenes en busca de un futuro mejor, más próspero y prometedor que no encontraban en sus lugares de origen. Ahora, es tierra de acogida para migrantes de todo el globo terráqueo, por cuyos derechos luchan colectivos como Palencia Ciudad Refugio.


En este contexto, la plaza Mayor acogió una concentración a favor de la regularización de los denominados sin papeles. «Estamos en un momento importante. La lucha antirracista tiene que dar un salto y ser más contundente», afirmaron los promotores de la movilización, para añadir que «queremos papeles, no por razones de salud pública o eficiencia económica, sino porque son la clave de una vida digna: tener familia, circular libremente, trabajar, estudiar, cuidarse, tener un techo».


La movilización, que transcurrió sin incidente alguno, reunió a los pies del Ayuntamiento a una treintena de personas que guardaron en todo momento la distancia interpersonal. «No queremos papeles para hacer el trabajo que los españoles no quieren hacer, sino para vivir dignamente. No emigramos por gusto cuando las guerras y el capital asolan nuestras tierras», afirmaron los convocantes. 


Allí también se puso de manifiesto el trabajo que han desarrollado los migrantes durante la pandemia en sectores esenciales como la alimentación y los cuidados «sin tener el justo reconocimiento de derechos ni la protección social como el resto de trabajadores». También denunciaron los «innumerables casos» de explotación y precariedad laboral, las «inalcanzables» citas para Extranjería o la situación que hacinamiento que se viven en los centros de internamiento, a los que denominaron «cárceles de migrantes».


Tras la concentración, cuyo lema era #MarchamosPorPaleles, tomó la palabra el joven Antonio Calvo, un dominicano asentado en la provincia desde hace 16 años. Micrófono en mano, puso en valor la labor que desempeñan los migrantes en el sector primario. En este sentido, recordó que «los campos han estado vacíos, porque no había gente para recolectar los frutos.


Asimismo, denunció que a quienes llegan a España procedentes de otros países «muchas veces se nos trata como a objetos, y no como a personas» y defendió que «no se puede valorar a las personas por los papeles, porque no tenerlos no es un delito en este país, es una situación de irregularidad administrativa».


Finalmente, Calvo pidió a los políticos (en especial, los de la derecha) altura de miras para solucionar sus problemas y reclamó más transparencia y objetividad en las oficinas de Extranjería.

 

Día Europeo contra la Trata de Seres Humanos
Aclad ha logrado identificar y atender en lo que va de año a 115 mujeres que ejercen la prostitución en la provincia, muchas de ellas de origen extranjero, según señala la Subdelegación del Gobierno con motivo del Día  contra la Trata de Seres Humanos, que se conmemora hoy.


Asimismo, la entidad ha realizado diversas intervenciones con mujeres víctimas de trata o en entornos de prostitución. Destacan la cobertura de alojamiento para tres mujeres que han abandonado los clubs o pisos donde ejercían, la atención psicológica a 74 féminas, la entrega de alimentos y productos de higiene para 28 personas durante los meses del confinamiento, la atención sanitaria a 25 mujeres, 12 citologías y siete pruebas de cáncer de útero, así como talleres de  formación para otras 28. Además repartió 3.550 unidades de preservativos masculinos y 446 femeninos.


Por su parte, la Comisaría Provincial de Palencia ha colaborado en la operación Corinto, mientras que la Guardia Civil, con motivo de la investigación de un delito de extorsión, detectó trece domicilios en los que se ejercía la prostitución.