scorecardresearch

España responde a Bruselas por la PAC

SPC
-

La Comisión realizó observaciones al Plan Estratégico y Agricultura expone un triple objetivo: mejor distribución de ayudas, compromiso ambiental y sostenibilidad económica y social para los profesionales

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha remitido a la Comisión Europea el documento que ofrece una primera respuesta a sus observaciones y en el que avanza las principales líneas en las que basará la formulación de la versión final del Plan Estratégico para la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en España. Además, el departamento que lidera Luis Planas ha querido agradecer a Bruselas la «excelente colaboración con la que se están realizando los trabajos de elaboración del plan estratégico».

En el texto se adelantan algunos aspectos de la respuesta formal completa en cuya elaboración trabaja actualmente el Ministerio junto a las comunidades autónomas y las organizaciones sectoriales, además de con los servicios técnicos de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea. España valora la consideración que la Comisión realiza de la capacidad del plan para contribuir al fortalecimiento del tejido socioeconómico de las zonas rurales y atender a las demandas de la sociedad.

Con este documento de avance se da respuesta a la carta enviada el 31 de marzo por la CE en la que invitaba a los Estados miembros a enviar, en el plazo de tres semanas, una primera respuesta a sus observaciones a los planes estratégicos, antes de hacer públicas las cartas de observaciones enviadas a los primeros 19 países que han recibido esta comunicación. En la respuesta, Agricultura informa de que, en la revisión del Plan Estratégico, España tendrá en cuenta el nuevo contexto geopolítico derivado de la invasión rusa de Ucrania.

El ministro ha adelantado que la intención es que el Plan Estratégico pueda estar listo este mismo semestre, de modo que en 2023 los productores españoles puedan recibir «en tiempo y forma las ayudas de las que son acreedores». Planas ha apuntado además que Bruselas ha hecho comentarios «muy elogiosos» sobre la estructura económica de un documento que debería sentar las bases para que el sistema agroalimentario continúe siendo un sector estratégico de la economía española. En ese sentido, se ha diseñado un uso más eficiente del presupuesto de la PAC con un triple objetivo: una distribución de las ayudas más equitativa, garantizar el cumplimiento de compromisos y objetivos ambientales y activar un conjunto de medidas para conseguir la sostenibilidad ambiental, económica y social del sector agrario (inversiones, innovación, formación, asesoramiento y fomento del relevo generacional y reducción de la brecha de género).

Respecto a plantear una mayor ambición en los objetivos medioambientales y climáticos, el Ministerio señala que estos se conseguirán con la combinación de las intervenciones contempladas en él y el establecimiento de un nuevo marco regulatorio que afecta a ámbitos relevantes en esta materia. Los compromisos ambientales se reflejan en la dedicación del 43% del presupuesto de las ayudas directas a medidas relacionadas con el seguimiento climático. Los ecoesquemas van a suponer más de 1.100 millones de euros anuales para remunerar a las explotaciones que adopten prácticas beneficiosas para al medioambiente por encima de la línea base de la condicionalidad.

En lo que se refiere al segundo pilar, en torno al 50% del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader) está orientado a propuestas con fines medioambientales y climáticos. Agricultura entiende que el conjunto de la arquitectura ambiental propuesta en el Plan Estratégico supone un «cambio positivo» muy significativo en los diferentes ámbitos observados por la Comisión, como el uso del agua para el riego, la lucha contra la erosión y la desertificación, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y el incremento de capacidad de absorción de los sumideros o la preservación y el fomento de la biodiversidad y de la Red Natura 2000.

En el plan estratégico nacional se reflejará «con precisión» la integración de las medidas relativas a las ayudas directas (primer pilar) con las propuestas de intervención de desarrollo rural (segundo pilar) en las distintas comunidades autónomas, así como con las actuaciones financiadas con los fondos europeos 'Next Generation' (Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y PERTE Agroalimentario).

Información pública.

Por otra parte, el Ministerio de Agricultura abrió el pasado viernes el procedimiento de consulta pública previo a la tramitación de seis reales decretos que permitirán la aplicación del mencionado Plan Estratégico. El periodo estará abierto hasta el 6 de mayo.

Uno de ellos es el real decreto sobre la aplicación de las intervenciones en forma de pagos directos y para el desarrollo rural y otro el que aborda los derechos de ayuda básica a la renta para la sostenibilidad de la PAC, que regulará los principios del apoyo directo que se presta a agricultores y ganaderos. También se someterán a escrutinio público el real decreto para la aplicación de la condicionalidad reforzada y de la condicionalidad social que deben cumplir las personas beneficiarias de las ayudas que reciban pagos directos; y el real decreto que establecerá criterios para penalizar posibles incumplimientos de las condiciones que dan acceso a las ayudas.

Asimismo, también se someterán a consulta el real decreto por el que se regula la gobernanza del Plan Estratégico de la PAC y de los Fondos Europeos Agrícolas de Garantía Agraria (Feaga) y del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader). El último de seis reales decretos versa sobre gestión y controles de las intervenciones del Plan Estratégico de la PAC y busca asegurar el uso correcto y eficiente de los fondos comunitarios.