Las donaciones de sangre se concentran en el Rey Sancho

DP
-

Para evitar aglomeraciones en el hotel se da cita previa, en un proceso regulado por estrictos protocolos para evitar los contagios de los donantes y del personal del equipo de extracción

Las donaciones de sangre se concentran en el Rey Sancho - Foto: Juan Mellado

El presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre, Manuel Maza, explica que durante el estado de alarma decretado por el Gobierno, el punto fijo ubicado en el hospital Río Carrión está cerrado, además de suspenderse las colectas en las diferentes localidades dado que los centros de salud están cerrados. 
Sin embargo, sí que se puede donar sangre, en un punto montado desde el 25 marzo en el hotel Rey Sancho. Allí se puede donar los miércoles de 15 a 21 y los jueves y viernes de 9 a 15 horas. De cara a que no se produzcan aglomeraciones, «se citará a los donantes, en un proceso regulado por unos estrictos protocolos para evitar los contagios de los donantes y del personal del equipo de extracción», señala Maza.
Este anima a los donantes a «no relajarse», a acudir a donar cuando les citen. «La donación es totalmente segura, no corren ningún riesgo. En estos momentos tan difíciles es cuando no podemos faltar ninguno». El presidente de la hermandad palentina agradece de una manera muy especial a la familia Pastor, dueña del hotel Rey Sancho, la colaboración desinteresada para poder ubicar en las dependencias del mismo el punto fijo de extracción de la provincia. «Allí se podrán hacer las extracciones de sangre con todas las garantías», incide. También muestra su agradecimiento a las administraciones por el apoyo a la hermandad.
En estos momentos, los indicadores del Banco de Sangre dicen que la situación está «bien», pero «nunca se debe bajar la guardia, y menos en situaciones como la actual, que no sabemos lo que puede durar ni cómo puede evolucionar.  Los donantes siempre tienen que estar atentos a las llamadas que desde la hermandad podemos hacer», subraya.
El presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre comenta que los equipos de extracción no salen a las colectas de las diferentes localidades de la provincia ya que los centros de salud y ambulatorios están cerrados al público. «Las salidas están en stand by. Si en algún momento las reservas del Centro de Hemodonación y Hemoterapia bajan de manera alarmante se articulará un protocolo y lo equipos saldrán a los pueblos».
En otro orden de cosas, cabe recordar que el pasado año la hermandad recogió un total de 6.352 bolsas de sangre. Más de la mitad de ellas  se consiguió en los pueblos, «dato que pone de manifiesto la importancia de la donación de sangre en la provincia», afirma Maza. El objetivo de este año era alcanzar las 7.000, pero esta situación «nos hace ser realistas y sabemos que no va a ser posible», manifiesta.
La hermandad, que recibe un «gran apoyo» de todas las administraciones, planteó al Ayuntamiento la posibilidad de cambiar la ubicación de la unidad móvil de la calle a la plaza Mayor, extremo que el alcalde, Mario Simón, secundó. 
También se está en contacto con algunas entidades deportivas para que trasladen el mensaje de la importancia de la donación de sangre. Iniciativas en este momento paralizadas a la espera de que la situación se estabilice.